Veneno de la avispa brasileña impide el desarrollo del cáncer.


El veneno de la avispa brasileña puede retardar el desarrollo de las células cancerígenas. 
Un estudio publicado en el Biophysical Journal, realizado por la Universidad Estatal de Sao Paulo y la Universidad de Leeds en Reino Unido, afirmó que el veneno de la avispa brasileña, conocida por su nombre científico Polyana Paulista o paulistinha, es eficaz para matar las células cancerígenas sin afectar a otras células que estén saludables.
Este insecto es capaz de generar una toxina para retener la proliferación de las células malignas en los cánceres de próstata, vejiga y leucemia. 
La avispa brasileña paulistinha se encuentra en grandes comunidades lideradas por varias reinas y tienen un veneno muy potente, con enormes cantidades de proteínas y péptidos, llamado MP1, que es la toxina que combate en cáncer.