Tu cerebro ve el amor como una adicción y no como una emoción.


Cuando te enamoras, tu cerebro ve el amor como una adicción y no como una emoción.

Enamorarte puede causar estragos en tu cuerpo. Tu corazón se acelera, se siente un nudo en tu estómago, como si estuvieses en una montaña rusa de emociones, sintiéndote delirantemente feliz por un minuto y al otro estas ansioso y desesperado. 
Los investigadores muestran que todos esos intensos sentimientos provienen del cerebro.
En un pequeño estudio, estos investigadores observaron en imágenes de unas resonancias magnéticas realizadas a 10 mujeres y 7 hombres que afirmaban estar «profundamente enamorado». La duración de las relaciones variaban desde un mes a poco menos de dos años. A los participantes se les mostraban las fotografías de sus amados y fotos de personas parecidos a ellos.
Los cerebros de los participantes estudiados reaccionaron a las imágenes de sus enamorados, produciendo respuestas en la misma parte que normalmente se asocia con la motivación y la recompensa.
«El amor intenso y apasionado usa el mismo sistema en el cerebro que se activa cuando una persona es adicta a las drogas,» dijo el coautor del estudio Arthur Aron, psicólogo de la Universidad Estatal de Nueva York.
En otras palabras, puedes comenzar a rogarle a la persona que amas para que te dé de su droga de amor <3