Tetrafobia: La fobia más extendida de toda Asia

El miedo al número cuatro, o tetrafobia, es una superstición muy común en China, Japón, Corea, Vietnam, Taiwan, Singapur y Malasia.
Cuatro, Four, Quatre. Vier. ארבע. El número que viene después del tres y antes del 5, se ve inofensivo para la mayoría de los idiomas. Sin embargo, en mandarín, su pronunciación y tono (sì) se parece mucho a la palabra muerte (sǐ). En Japonés, Cantonés y Coreano, ambas palabras suenan perfectamente iguales. ¿Te puedes imaginar enseñarles a tus hijos a contar: «uno, dos, tres, MUERTE, cinco, seis…»?

La superstición tetrafóbica ha afectado todos los aspectos sociales en estas culturas, desde la arquitectura y hábitos de compra hasta bodas, aniversarios, festividades y normas de comunicación. Aquí unos ejemplo:
– Oficinas, hospitales, hoteles, apartamentos y rascacielos construyen sin los pisos cuatro o cuarenta (The Vision City en Hong Kong le falta incluso los pisos del 40 al 49).

– El número cuatro fue eliminado de las placas de carros y solo puede ser utilizado en números de identificación en Taiwan.

– Los chinos evitan los números de teléfonos y direcciones que contengan cuatros, especialmente cuando son combinados con otro número que le cambie el significado. Por ejemplo «94» puede interpretarse como estar muerto por un largo tiempo.

– Los japoneses han alternado su pronunciación del cuatro cuando usan en números de teléfonos y citas. Lo sustituyen por «yon,» que difiere bastante del oficial sonido «shi».

– Las edificaciones que contienen varios números cuatro pueden sufrir una depreciación de hasta $30.000 USD.

– No hay mesa cuatro en las bodas ni celebraciones.

– La gente evita hablar del cuatro durante las festividades y cuando algún ser querido se encuentra enfermo o moribundo.

La tetrafobia ha sobrepasado a la triscaidecafobia (superstición occidental al número 13). ¡Incluso involucra al mundo de los negocios! Así que si eres directa o indirectamente siendo insensible con esto, posiblemente te ganarás un mal trato (¡o quizás mala suerte!).