Hayao Miyazaki confirma que la teoría de fanes tras ‘La Princesa Mononoke’ es cierta

Para muchos cinéfilos, la película de La Princesa Mononoke (1997) fue un épico anime que los introdujo al grandioso trabajo del director japonés Hayao Miyazaki. En resumen, la película trata de un hombre que anda en búsqueda de la cura para su maldición demoníaca que, a pesar de que le da poderes sobrehumanos, con el tiempo esta lo matará. Pero desde hace muchísimo tiempo, hay una leyenda urbana en Japón que sugiere que la película de La Princesa Mononoke habla en realidad de la lepra  (o también mal de Hansen), y Miyazaki acaba de confirmar que la teoría que concluyeron sus fanes es cierta.

Hay un punto en la película cuando su protagonista, Ashitaka, se encuentra con las ex-trabajadoras de un burdel (sí, ex-prostitutas) cubiertas con unas vendas ensangrentadas en una fábrica de Irontown. Ellas usaban la fábrica como refugio porque era el único lugar donde no iban a ser discriminadas.

En japonés, las personajes eran descritas como “gyobyo,” que en inglés se traduce como tener una «enfermedad incurable» o «sufriendo las consecuencias.» La palabra lepra no aparece en ningún lugar de la versión en Japonés, a diferencia de la versión americana, así que con el tiempo, la teoría de que los personajes están sufriendo de lepra ha crecido con cada nueva generación que veía la película.

Pero ahora Miyazaki ha hablado de sus inspiraciones para escribir La Princesa Mononoke debido al Día Mundial de la Lepra que se celebra el último domingo de cada enero (este 31 de enero). Él confirmó que los personajes de la fábrica de Tatara sí tenían lepra y fue al hospital de Tokio para hablar de cómo tomó en cuenta el mal de Hansen durante la producción de la película. «Mientras hacía La Princesa Mononoke, creí que era mi deber representar a toda esa gente que están enferma de lo que es claramente una enfermedad incurable, pero que hacen lo mejor que pueden para vivir,» dijo Miyazaki.