La hormona de la felicidad ‘Serotonina’ se consigue además en los venenos más dolorosos del reino animal

A pesar de que la serotonina promueve la felicidad en el cerebro humano, es además un componente de muchos venenos bastante dolorosos.

La serotonina es mayormente conocida como un regulador del estado de animo ‘en el cerebro humano’, se cree que ayuda a promover los sentimientos de felicidad y con frecuencia es estudiada en conjunción con los trastornos de humor tales como la depresión. Sin embargo, la serotonina tiene un rango diferente de funciones en el cuerpo humano. De hecho, realiza un importante trabajo en el sistema gastrointestinal, donde regula la digestión controlando las contracciones del músculo liso.

De acuerdo con la revista digital io9, la serotonina es además un componente de muchos venenos animales. Escorpiones, rayas, serpientes, avispones, todos usan serotonina cuando aturden o pican a su presa.

¿Pero cómo es que un químico famoso por ser asociado con funciones biológicas saludables sea además usado como un arma?

Resulta que cuando se inyecta en la piel, la serotonina causa un intenso dolor. Eso es porque esencialmente está haciendo el mismo trabajo que hace en tu intestino, causarle contracción al músculo, pero en el lugar equivocado. Cuando el músculo liso al rededor de los vasos sanguíneos de tu piel se contraen (un proceso llamado vasoconstricción), puede causar un gran dolor en el área.

A pesar de que la serotonina sea famosa como la «hormona de la felicidad,» es además un arma bastante efectiva. Y no es que sea letal para los seres humanos (sí para los animales pequeños), pero es un componente en alguno de los venenos más peligrosos que existen en el reino animal. Aunque sea un poco macabro, es fascinante la ilustración de la versatilidad de la serotonina.