Ser uno mismo, es la mejor manera de ser más sexy y atractivo.


Está comprobado científicamente que la mejor manera de ser más sexy es ser uno mismo.
Algunas personas creen que para ser realmente atractivas o sexy necesitan algún cambio, como teñirse el cabello o maquillarse más, sin embargo la ciencia acaba de demostrar lo contrario sobre este mito, la clave de ser sexy «es ser uno mismo» debido a que el cerebro de las personas siente el rechazo hacía las transformaciones físicas repentinas.
Los investigadores de la Universidad de Queen en Ontario Canadá, explicaron que esto no se trata de pedir auto-ayuda sino más bien del fundamento científico antes mencionado de que el cerebro siente el rechazo hacía las transformaciones físicas repentina, es decir, que los accesorios, el maquillaje y los cambios que las personas hacen para verse «más atractivas» son en realidad desfavorable.
Asimismo si una persona se presenta de una manera más natural puede reducir los niveles de desconfianza y por lo cual genera mayor atracción.
La investigación fue publicada en la revista Evolution and Human Behaviour, donde se concluyó que el modo de andar resulta tanto o más importante que los rasgos físicos a la hora de la atracción sexual.
Por otro lado el diario Daily Mail, indicó que lejos de hacernos atractivos, los cambios en nuestra apariencia confunden a las personas que nos rodean, haciendo así que en realidad no parezcamos atractivos, por ejemplo, si vemos a una persona con el cabello rubio, pero las pestañas castañas, nuestro cerebro detecta de que hay algo que no esta bien y es por esto que no lo encontramos sexy, sino más bien algo que evitar.