Send Me To Heaven: La aplicación para lanzar tu celular al cielo y alardear con tu record

Petr Svarovsky creó la aplicación ‘Send Me to Heaven,’ que para jugarla, debes lanzar tu teléfono tan alto como puedas, esperando así poder destruir tantos iPhones como fuera posible. Apple la suspendió de su App Store, pero la versión de Google Play tiene 4 estrellas en promedio.

Como muchos de los juegos exitosos de teléfonos móviles, la meta de Send Me to Heaven es bastante predecible con su nombre: «Envíame al Cielo». A diferencia de otros juegos, la meta aquí es lanzar tu teléfono lo más alto que puedas, y luego atraparlo.

Está disponible para Android, pero no para la App Store. Apple concluyó que el juego «alentaba un comportaiento que podría resultar en el daño para los dispositivos de sus usuarios,» y así fue que Send me to Heaven fue botado del paraíso. El creador Petr Svarovsky dijo que estaba muy decepcionado por la suspensión. El praguense de 55 años esperaba que la gente rompiera tantos iPhones como fuera posible.

«La idea original era lanzar estos gadgets súper caros, los cuales muchas personas en ciertas sociedades compran solamente para alardear,» dijo por Skype a Wire.

Pero aun así, no se ha ido sin tener éxito. Send me to Heaven ha enviado muchísimos teléfonos con Android a su cementerio, y algunos han dejado las malas calificaciones en la tienda de Google Play, donde el juego aun está disponible desde el 28 de abril.

Esos son los riesgos de jugar Send Me to Heaven. Y si piensas hacer trampa para impresionar a tus amigos con tu supuesta valentía, no te molestes. Para determinar la altura a la que ha volado tu teléfono, el juego detecta el tiempo que ha estado en gravedad cero.

«Cuando el teléfono deja tu mano,» dice Svarovsky, «empieza a subir, y está en gravedad cero. Cuando golpea tu mano de nuevo, este vuelve a sentir la gravedad.

Svarovsky toma el tiempo que el teléfono ha estado en gravedad cero, lo divide entre dos e inserta el resultado en una fórmula simple de caída libre. Es asombrosamente preciso en la mayoría de teléfonos, dijo, aunque es cierto que funciona mejor en algunos modelos de Android que otros.

«Hay veces en que tienen los acelerómetros montados fuera del centro, así que cuando rotan puede dar un número raro,» dijo.

El método de Svarovsky para calcular la altura no funciona si lo usas en deportes extremos como paracaidismo o salto bungee: cada vez que tu teléfono cae más de lo que ha subido la aplicación arroja un error.

Incluso han habido usuarios que han logrado llegar a sus teléfonos hasta 40 metros de alto. Svarovsky hizo una pequeña investigación para saber cómo es que llegaron a ese impresionante record y descubrió que algunos usuarios usaban fondas.

Así que si te crees muy valiente y no te importa arrojar tu teléfono al cielo y que alguna vez pueda partirse (a menos que hayas logrado instalarle Android a un Nokia 3210) puedes descargar la aplicación haciendo clic aquí. Solo que no nos hacemos responsable por los daños ocasionados, ni tampoco Svarovsky.