Se ha comprobado que los rasgos faciales pueden revelar nuestra personalidad.


Se ha comprobado que los rasgos faciales pueden revelar nuestra personalidad.
Por siglos, los chinos han creído que los rasgos faciales pueden revelar las verdades escondidas de nuestra personalidad. Puede sonar exagerado, pero un estudio reciente publicado en la revista «Royal Society of Biological Sciences» descubrió que las personas con ciertos rasgos faciales pueden ser engañosas.
Así que ¿podría ser esto más que un mito? la filosofía china enseña que hay cinco elementos que influyen en nuestras vidas: madera, agua, fuego, tierra y metal. Cada uno de nosotros tiene una mezcla de todos estos elementos en nuestras cara, pero uno domina más que los otros.
Cara de Tierra
Mandíbula ancha, frente ancha pero corta, nariz pequeña, cejas largas y planas, y ojos grandes.
Estabilidad y seguridad son sus consignas. Son metodológicos, prácticos y con los pies bien puesto sobre la tierra. Un poco tímidos, toman tiempo para abrirse a los demás, pero cuando dejan entrar a alguien a sus vidas son leales y constantes. Totalmente confiables.
La tierra es asociada con los celos, se sienten bastante cuando son heridos y les toma bastante tiempo olvidarse de las traiciones.
Cara de Fuego
Mejillas redondas, ojos grandes y radiantes, mandíbula amplia, mentón puntiagudo, boca ancha.
Espontáneos, aventureros, sociables y extrovertidos, llaman mucho la atención. 
No piensan mucho en las consecuencias de sus acciones, están muy ocupados disfrutando el momento, les encanta el drama y si las cosas están muy aburridas, son los que hacen temblar la fiesta.
Caras de Agua
Ojos hundidos y brillantes con largas pestañas, frente amplia, cejas expresivas y delgadas, boca flexibles y mentón prominente.
Son flexibles, se adaptan fácilmente y son buena compañía. Les gusta la variedad y los cambios, pero piensan demasiado las cosas, son bastantes perceptibles e intuitivos. Sonríen con facilidad y suelen hacerle las cosas más fáciles a todos.
Caras de Madera
Frente alta, mandíbula pronunciada, ojos semi-cerrados y largos, nariz recta con la boca estrecha.
Las personas de madera son despreocupados cuando andan en territorios desconocidos, son ambiciosos y tienen una gran autoestima que reflejan confianza. Tu entusiasmo por las cosas nuevas pueden hacerte un poco irritable con aquellos que ven obstáculos donde tú no los ves.
Caras de Metal
Ojos pequeños y hundidos, pómulos prominentes, nariz fina y labios delgados.
Extremadamente auto-contenidos, pueden parecer un poco distantes. Son decididos y enfocados, con mucha tenacidad.
No muestran sus verdaderas emociones, pero sienten las cosas profundamente. Su disciplina de ser una persona de acero deja a las personas inseguras de su sentimiento.
Puede que les guste controlar a las personas. El metal es asociado con impaciencia e ira, y muy rara vez se dan por vencido.
Entonces… ¿cuál eres tú?