Rosalía Lombardo, la momia de una niña que abre y cierra sus ojos todos los días


La momia de Rosalía Lombardo, una niña de dos años de edad perfectamente preservada, abre y cierra los ojos todos los días.

¿Cuál sería tu reacción al ver que una momia se mueve? o peor, ¿¡que abra los ojos!? Pues, los investigadores italianos quedaron en shock al ver que esta niña momificada abre y cierra los ojos todos los días.

Grabado en fotografías y videos, este fenómeno fantasmal ha sido sujeto de varias especulaciones por unos cuantos años. En el 2014, un periódico Italiano reveló que “Rosalía Lombardo, una niña de dos años de edad que había muerto de neumonía en 1920, movía sus párpados varias veces durante el día, los abría ligeramente para revelar sus intactos ojos azules.”

Una de las mejores momias preservadas en el mundo, Rosalía Lombardo, apodada como “la bella durmiente,” pareciera una niña de dos años que está simplemente tomando una siesta, su cara pacífica está enmarcada con su cabello rubio y rizado, mientras que un lazo todavía permanece atado en su cabeza.

Los científicos lograron explicar este fenómeno, se trata de una ilusión provocada por los flashes de las cámaras, la luz del sol y la poca humedad del recipiente en la que ella se encuentra.

La momia se mueve muy ligeramente a una posición horizontal, lo que hace más fácil que párpados de Rosalía se abran ligeramente.

“No están completamente cerrados, y sin duda, nunca lo han estado, es simplemente un efecto de la luz que se filtra por las ventanas.” Dijo Piombino-Mascali, el conservador de las Catacumbas Capuchín.

La niña Rosalía, sufría de neumonía, y su desconsolado padre quiso preservarla por la eternidad y se fue con el embalsamador Alfredo Salafia, un taxidermista siliciano y embalsamador que murió en 1933.

En el 2009 Piombino-Mascali encontró un manuscrito donde Salafia mencionaba los ingredientes que usó con Rosalía: “una parte de glicerina, una parte de formalina saturada con sulfato de zinc y cloruro, y una parte de una solución saturada de alcohol con ácido salicílico.” todo esto inyectado en el cuerpo para cuidarla de las bacterias y evitar que se seque demasiado.

Ahora él espera que los turistas dejen de hacer fotografías y hacer historias fantasmales de la pequeña.

Comentarios

    JESUS MORELO

    (11 marzo, 2015 - 12:06 am)

    increíble que alguien que ya esta muerto abra y sierre los hojos

Los comentarios están cerrados.