¿Realmente sabemos cuanto afecta nuestra salud las bebidas gaseosas?, ¡mira las razones para no consumirlas!.


Las personas que beben latas de gaseosas durante cada comida tienen un 80% de probabilidades de padecer de diabetes y aumentar el riesgo de osteoporosis. 

La mayoría de las personas beben refrescos, estando consciente de que esta bebida afecta nuestra salud. Sí bien sabemos ingerir una bebida gaseosa es como consumir aproximadamente ocho cucharadas de azúcar refinada y aún así sabiéndolo seguimos consumiéndolas. Uno de los países que más bebidas gaseosas consume es Estados Unidos ocupando el primer lugar.
Si bien es cierto las bebidas gaseosas son muy sabrosas y nos hace tan adictos a ellas que las tomamos durante cada comida además que por su publicidad la podemos conseguir en cualquier lugar a donde vayamos. 
¿Pero realmente sabemos cuanto afecta nuestra salud?, estas son algunas de las razones para no ingerir bebidas gaseosas.
1. Causa problemas en los riñones: Cada lata de gaseosa contiene un alto nivel de ácido fosfórico que se asocia con los cálculos renales y otros problemas de riñones.
2. Debilita los huesos: El consumo abusivo de refrescos aumenta el riesgo de osteoporosis.
3. Contribuye al asma: El benzoato de sodio que contienen las bebidas gaseosas es un preservativo que incrementa el sodio general y reduce el potasio, por lo que algunas de las reacciones que puede tener son, urticaria recurrente, asma y eczema (eccema enfermedad de la piel).
4. Exceso de azúcar: 20 minutos después de ingerir una lata de gaseosa los niveles de azúcar aumentan rápidamente causando una explosión en los niveles de insulina, asimismo 40 minutos después las pupilas se dilatan y la presión sube por el exceso de cafeína.
5. Disuelve el esmalte dental: El ácido y el azúcar de estas bebidas disuelve el esmalte dental, haciendo así que las caries lleguen fácilmente al nervio ocasionando la perdida del diente.
6. Afecta la reproducción: Los refrescos contiene una cubierta de resina, el mismo químico usado para las botellas de agua o los contenedores de plástico, lo que causa la pubertad prematura, reproducción anormal y cáncer.
7. Diabetes: Las personas que beben latas de gaseosas constantemente, durante cada comida tienen un 80% más de riesgo de padecer de diabetes.
8. Sobrepeso: Los médicos calculan que por cada bebida de gaseosa ingerida el riesgo de padecer de obesidad aumenta 1.6 veces. Cabe destacar el que el 70% de las enfermedades cardiovasculares es por sobrepeso, asimismo el 42% de cáncer de colón y 30% de las operaciones de la vesícula biliar es por la obesidad.