¿Quién recauda más? ¿Un vagabundo que pide dinero para drogas o uno que pide para su familia? VIDEO


Un experimento social llevado a cabo por el YouTuber Coby Persin demostró que la gente daría más dinero a los vagabundos que piden para drogas que a los que piden para sus familias.
La personalidad de YouTube, Coby Persin, filmó recientemente un video de cámara escondidas (mostrado al final) en el que se coloca como un vagabundo adicto a las drogas y como un padre soltero con su hija sin hogar a ver quién de los dos recauda más donaciones de la gente de Nueva York.
Ya hemos visto sus experimentos sociales anteriormente con la mujer que pasea por toda Nueva York sin usar pantalones y nadie se da cuenta.
Lo cierto es que Persin obtuvo muchísimas donaciones sosteniendo un cartel diciendo «Vagabundo necesita dinero para hierba, drogas y alcohol.» Incluso vino uno diciéndole «te compraría una botella pero solo tengo un dolar» y otro «asegúrate de comprar una botella bien grande.» Alentándolo a seguir lo que hace.

Pero luego cambio el cartel a uno que decía «Vagabundo padre soltero necesita dinero para familia» con su ‘hija’ recostada a él. ¿Pero qué sucedió? ¡Nadie daba nada! Qué corrompido se ha vuelto nuestro mundo ¿o tal vez nos hemos vuelto inmunes a ayudar las mismas personas pidiendo la misma ayuda?

Y algo asombroso sucedió, solo una persona, una mujer que tampoco tiene hogar le dio a este hombre y a su hija todo el dinero que había hecho en el día diciéndole «Esto es todo lo que he hecho hoy, pero tu lo necesitas más que yo… Tú y tu pequeña hijita.» Luego le pidió a Dios por Persin y la niña, demostrando pues que todos dan de lo que les sobra, pero ella, en su pobreza, ha dado todo lo que tenía.

Persin le dijo a la mujer que se trataba de una filmación escondida, la llamó héroe y le dió $100 dólares.
«Lo que más molesta es probablemente que habían padres caminando por allí que iban con sus hijos, y me miraban, y solo seguían caminando como si yo fuera invisible con mi falsa hija.»
Persin hizo historia en el 2014 cuando ofreció a algunos vagabundos $100 si derrotaban a otro vagabundo en un concurso de pulso, pero terminó dándole a los perdedores $50, publicó el diario TIME. Algunos críticos lo acusaron por explotar a los vagabundos.