¿Qué sabes de la agricultura?

En el grado de desarrollo de una nación influye decisivamente el estado el que se encuentra la agricultura. Considerada como la actividad primaria, además de suministrar directamente los alimentos necesarios a las personas. La agricultura facilita materias primas a un elevado número de industrias.


Desde el punto de vista etimológico, la palabra agricultura se entiende como el cultivo del campo. El concepto actual del término es, mucho más amplio. Puede definirse como la ciencia y el arte de obtener suelo, mediante su adecuada explotación. Los productos vegetales y animales útiles para el ser humano, de la manera más económica y perfecta posible.

Es ciencia en tanto que engloba un conjunto de conocimiento verdaderos y exactos. Es arte por cuanto exige la práctica manual y razonada que interprete correctamente los principios derivados de las ciencias.


Cultivos en invernadero.

En los últimos tiempos, el desarrollo de la agrícola se está produciendo fundamentalmente en la práctica de cultivos avanzados con un alto nivel técnico. En el ámbito de los cultivos hortícolas se observa el predominio creciente de la tendencia hacia la producción anticipada. Esto con el objetivo de aumentar los rendimientos y obtener productos agrícolas durante todo el año.

Los límites productivos de los cultivos están determinados por la potencialidad genotípica y por las condiciones ambientales. La acción de la luz tiene una importancia capital para la manifestación de la potencialidad productividad de las plantas cultivadas. Las variaciones en cantidad, cualidad espectral, dirección, duración y distribución temporal de la luz pueden inducir cambios importantes.

En el invernadero todos estos aspectos están muy alterados en relación con las condiciones propias de los cultivos ordinarios al aire libre.


La agricultura del futuro.

A lo largo del siglo XX, y sobre todo en los países desarrollados. La progresión de las técnicas agrícolas deja der lineal para convertirse en exponencial. Absorbiendo todo lo que la tecnología de ese siglo pone a su disposición: el uso de nuevos compuestos químicos como elementos de lucha contra la plaga. Así como las enfermedades o como reguladores de crecimiento, la fabricación de abonos en sustitución de los naturales. La técnicas de cultivo intensivo con nuevos materiales protectores o nuevos sustratos.

En el futuro, el mercado será al mundo entero, lo que obligará a una especialización de la producción en diferentes regiones. Incluso las producciones de ámbito local, a menos que sea sumamente específico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *