¿Qué es la anorgasmia?

El orgasmo es considerado el mayor punto de placer sexual en cualquier relación de pareja. Sin embargo, cuando este no ocurre en el momento del acto sexual, se puede presentar dudas e inestabilidad. La inhibición del orgasmo se le conoce como «anorgasmia», es una disfunción sexual que afecta principalmente a mujeres. 

¿De qué trata la anorgasmia?

Gracias al permanente avance en los conocimientos médicos, no hay ningún motivo para no lograr una sexualidad plena y satisfactoria. Una de las disfunciones sexuales que pueden interponerse en el completo disfrute de un vínvulo amoroso es la anorgamia. Es decir, la inhibición de la fase orgásmica del ciclo de respuesta sexual. Sin embargo, hay muchos recursos para superarlo.

La anorgasmoia es primaria cuando no se logra bajo ningún método de estimulación, es decir, masturbación, sexo oral, entre otros. Es secundaria cuando se se logró alcanzar orgasmos en el pasado, pero no se logra hacerlo en el presente.

Existen elementos que bloquean a la mujer y dificultan que disfrute del sexo en toda su plenitud. Se estima que en el 95% de los casos de anorgasmia femenina, el causante es algún factor psicológico o emocional. Tan solo el 5% responden a una causa biológica.

Algunas de las causas psicológicas son:

1. Obstáculos sociales o sentimientos de culpa.

2. Diversos estados emocionales.

3. La depresión o el estrés.

4. La inadecuada estimulación sexual.

5. Falta de formación sexual.

6. Falsas creencias  y problemas de pareja.

Alguna de las causas biológicas son:

1. El consumo de diferentes sustancias como drogas o antidepresivos.

2. Algunas enfermedades de origen neurológico, endocrino o ginecológico.

3. Clitoridectomía.

4. Anormalidades anatómicas en el útero y la pelvis.

5. Problemas en los músculos vaginales.

El tratamiento para este tipo de disfunciones normalmente es psicológico. se recomienda de igual forma consultar a un experto para que asigne la mejor solución.