¿Por qué es tan importante suspirar?

Cuando suspiramos, normalmente decimos que es por amor, tristeza o alivio, pero en realidad esta función biológica va más allá de las emociones.

Normalmente cuando suspiramos las personas dicen que es por amor, tristeza, alivio o porque simplemente nos sentimos exhaustos. Pero un grupo de científicos de Estados Unidos revelaron que además de esto, también tiene la función biológica que va más allá de nuestras emociones.

Para demostrar esta función los investigadores de la Universidad de California en Los Ángeles y de la Universidad de Stanford encontraron parte de un mecanismo de control que es esencial para preservar la función pulmonar. El estudio indicó que si no tuviéramos estas respiraciones profundas moriríamos.

Cuando suspiramos, sin saber, lo hacemos una o dos veces por hora, esto es gracias al sistema cerebral que le ordena al cuerpo hacerlo de manera inconsciente. Según  explicó el bioquímico de la Escuela de Medicina de la Universidad de Stanford Mark Krasnow indicó «A diferencia de un marcapasos que solo regula cuán rápido respiramos, el centro respiratorio de nuestro cerebro también controla el tipo de respiración».

El sector del cerebro que se ocupa de la respiración está conformado por grupos pequeños de distintas neuronas. Por lo que explicó Krasnow «cada grupo funciona como un botón que prende un tipo de respiración distinto».

Por otro lado, Jack Feldman, profesor de neurobiología en la Escuela de Medicina de UCLA y miembro del Instituto Cerebral de UCLA revela un gran hallazgo. «Los suspiros parecen ser reguladores por el menor número de neuronas que hemos visto asociados con un comportamiento humano fundamental».

Por lo que se concluye que esta es una tarea vital para nuestra supervivencia. El suspiro es una respiración fundamental, sin embargo no es algo voluntario. Cuando el cerebro detecta que los pulmones necesitan esa asistencia extra, las neuronas que controlan este mecanismo envían señales al cuerpo para que suspire, como refuerzo de la respiración normal.