¿Por qué el tetris resulta adictivo?

A los 30 años de la creación del juego tetris, este se mantiene vigente y es la adicción de muchos en todo el mundo. Desde que tetris se lanzó en el año 1986, millones de horas se han perdido jugando. Entonces, se ha visto el crecimiento de los juegos de consola y con ello, la aparición de todo lo que va desde la serie Call of Duty hasta el famoso World of Warcraft.

El investigador británico Tom Stafford, profesor de psicología y ciencia cognitivas de la Universidad de Sheffield, dio su versión sobre por qué todas las personas no podemos dejar de jugar este videojuego.

Pero la pregunta que intriga a muchas personas es

¿Por qué el tetris resulta tan adictivo?

El escritor Jeffrey Goldsmith, se encontraba tan obsesionado con el tetris que escribió un famoso artículo preguntando si el creador del juego, Alexey Pajitnov, había inventado un «farmatrónico», es decir un videojuego con el poder de una droga adictiva.

Algunas personas indican que despues de jugar este juego, ven bloques caer en sus sueños o edificios que se mueven en las calles, a este fenómeno se le llama «efecto tetris». Tal es su poder mental que incluso ha habido sugerencias de que el juego puede prevenir flashbacks en personas con trastornos de estrés postraumático.

Muchos juegos tienen como objetivo principal el orden, el billar es un buen ejemplo. La primera persona hace un desorden y despues los jugadores, por turnos, colocan las bolas dentro de unos huecos en una secuencia particular.

Ahora bien, en el tetris una computadora provee el escenario, es decir, no solo el jugador tiene que ordenar, sino que el ordenador le manda continuamente bloques extras para generar más desorden. Es el ejemplo perfecto de un ejercicio inútil.