¿Que pasa cuando parpadeamos?

El sistema nervioso es el encargado de permitir que una persona pueda parpadear, con el fin de evitar que sustancias peligrosas entren en nuestros ojos. el parpadeo de ojos puede ser voluntario o reflejo, es decir cuando sucede de forma involuntaria.

Es algo tan común que se hace entre 10 y 20 veces por minuto. Es decir, unas 1200 veces por hora.

Pasamos una parte del día con los ojos cerrados.

En circunstancias normales, parpadeamos aproximadamente cada cinco (5) segundos. Cabe destacar, que, una persona que se mantenga despierta durante 16 horas parpadea unas 11520 veces al día. Se supondría que son más 4.2 millones de parpadeos al año.

La velocidad con la que se parpadea no es siempre la misma. Durante los momentos de lectura la frecuencia de parpadeo es de 12 – 20 veces por minutos. Mientras mantenemos una conversación la media de veces por minuto se sitúa en 22. Sin embargo cuando estamos frente a una computadora, nos concentramos tanto en la pantalla, que llegamos a parpadear menos de 5 veces por minuto.

Por otro lado, si duramos más de un minuto sin parpadear comenzaremos a sentir molestias, irritación o visión borrosa ya que se produce una desecación lagrimal.

Factores de riesgos.

El síndrome del ojo seco puede ser una molestia leve, pero, se resuelve con una lubricación. Algunos de los factores de riesgos son los siguientes:

1. Edad avanzada.
2. Déficit vitamínico.
3. Uso de lentes de contacto.
4. Embarazo.
5. Alergias.
6. Exposición al sol.
7. Tabaco.
8. Falta de parpadeo ante las pantallas.
9. Aire acondicionado.
10. Contaminación.

El origen de este trastorno visual es desconocido, sin embargo, es más común en las mujeres entre 40 y 50 años.

Curiosidades sobre el parpadeo.

1. Estabiliza la visión.

Un estudio revela que parpadeamos porque nuestro cerebro necesita reposicionar los ojos para que nuestra vista continúa enfocada.

2. Reinicia el ojo.

Se demostró que un tipo de movimiento ocular sincronizado con el parpadeo, ayuda a restablecer el ojo.

3. Cambios.

El cerebro ignora cada parpadeo suprimiendo una señal nerviosa específica. Este signo señala a la mente que la imagen frente a nosotros ha cambiado y darnos cuenta de que lo causó

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *