Origen de la palabra salario

El salario es un cultismo usado desde el siglo XV, del latín «salarium» de sal. La palabra sal proviene de salus, diosa de la salud. Para el imperio Romano, la sal era un elemento fundamental, usada como símbolo social, como conservante e incluso para desinfectar heridas. Con el paso del tiempo, el término salario sigue aún vigente en nuestros días. aunque también usamos otras palabras para designar el mismo concepto, mensualidad, sueldo, paga, jornal.

¿De donde proviene la palabra?

En ocasiones nos complicamos buscando las teorías complejas de las cosas. Pero la respuesta está ahí mismo.

Este vocablo que esta presente permanentemente proviene de algo elemental. La palabra salario significa «pago por sal» o «pago de sal».

Te contamos…

La sal, en la antigüedad era conocida como «oro blanco», por sus múltiples usos para la vida diaria. En los tiempos del imperio egipcio, a los trabajadores, se les reconocía sus honorarios por servicios con sal. Esto debido a la inexistencia de congeladores, neveras o frigoríficos.

Años después, el Imperio romano mantuvo esta forma de pago ya que todavía la sal seguía siendo un producto optimo. Gracias a la permanencia de esta modalidad, se popularizo el término o nombre «salario». Es así como se a mantenido y transcendido hasta nuestros tiempos.

Durante el Imperio romano, se construyó un camino que conectaba las salitreras de Ostia con la ciudad de roma. A este le denominaron «Vía Salaria». A los soldados romanos que cumplían funciones en esta vía, se les pagaba una parte del salario con sal.