Origen de uno de los deportes más practicados: ciclismo.

El ciclismo, nacido a finales del siglo XIX, incluye numerosas especialidades. Aunque han sido las grandes pruebas en ruta particularmente exigentes con los corredores y proclive a gesta épica que facilitan la mitificación de los campeones. Esto es lo que más ha contribuido a la difusión de esta disciplina deportiva, una de las más populares de nuestros días.


Los orígenes.

Aunque existen antecedentes como el celerífero y la draisina, la moderna bicicleta no se va a partir del velocípedo en la segunda mitad del siglo XIX. Momento en que se desarrolló la transmisión por medio de la cadena.

Desde la década de los sesenta comenzaron a disputarse carrera ciclista, como la París-Rouen, 1869. Per,  fue a partir de la invención del neumático, en 1888, cuando las competiciones adquirieron un verdadero auge. De aquella época datan alguna de las clásicas más populares.

La unión ciclista internacional nació en el año 1900. Sin embargo, en los países con mayor afición ya se habían creado federaciones nacionales. En los primeros años, el ciclismo en pista gozo de una enorme popularidad. El francés Henri Desgranges estableció en 1893 el primer récord de la hora (35,325 km), pero fue la creación del Tour de Francia, en 1903, lo que habían sido de forma definitiva esta disciplina deportiva.

En su primera edición tomaron la salida un total de 60 corredores. El ganador fue el francés Maurice Garin, que empleó un total de 94 horas y 33 minutos para recorrer las 6 etapas en que fue dividido.

En pocos años, el Tour se convirtió en la principal carrera ciclista del mundo y en uno de los grandes acontecimientos deportivos del calendario internacional. Siempre fue seguido por el giro de Italia, cuya primera edición Data del año 1909,  y por la vuelta ciclista España que comenzó a disputarse en 1935.