Origen de las artes marciales.

El origen de las artes marciales se encuentra estrechamente vinculado a la peculiar Concepción Oriental acerca de la vida y la muerte. Más allá de lo deportivo, su práctica ayudado durante siglos a miles de personas a conocerse y sentirse mejor. Hacer más fuertes y más sabías y a adentrarse en el mundo del espíritu de la Libertad.


Evolución.

Cómo evolución refinada de las artes de combate, las artes marciales tienen su origen en la antigua civilizaciones del continente asiático. No se llama de 2500 años los hombres como Lao-tse y confucio en China, o Buda en la India. Estos prestaron especial interés a ciertos movimientos destinados a alcanzar la paz y la armonía entre mente, cuerpo y espíritu.

Recientemente el deporte internacional se ha concentrado en las que presenta un claro enfoque. Tanto en ataque como la defensa están suspendidos estrictas reglas para su normalización y puntuación. En la práctica de las artes marciales se parte de la idea de que todo fluye, de que una acción desencadena otra.

En todas y cada una de las artes marciales surgen los pensamientos religiosos y filosóficos de los grandes maestros de Asia. Estos transmitieron a sus discípulos este camino que hace al hombre sabio y fuerte a la vez.


Artes marciales japonesas.

Jiu jitsu.

La gran mayoría de las artes marciales japonesas parten del jiu jitsu. Su diferente escuela permiten el aprendizaje de técnicas de caída y llaves de volteo, como el judo y el aikido.

Aikido.

Su Creador, Morihei Ueshiba, desarrolló, entre 1917 y 1930, una técnica propia que denominó aiki jitsu. Esta modalidad daba prioridad a la forma combativa posteriormente el técnico fueron poniendo énfasis en otros objetivos.

Kendo.

El que entró algún tipo de crema japonesa, que utiliza técnicas tradicionales en en el manejo de la espada.  quienes lo practican llevan una madura específica y las armas están hechas de bambú y cuero. Emparentado con el budismo zen, pretende infundir a sus practicantes el estado de libertad del espíritu que capacita al que lo posee para sincronizarse en energía que fluye.

Sumo.

Conocido como El arte de los gigantes, insumo es el deporte de los emperadores. Cargador de rituales de filiación sintoísta, el fin de la lucha es el pulsar al adversario del círculo de arcilla. El mantenimiento o la pérdida del equilibrio marcan el devenir del combate.

Karate.

El término significa mano vacía y su origen se encuentra en la isla japonesa de okinawa. Concebido para matar a un hombre de un solo golpe, Busca través de una perfecta técnica la máxima potencia y precisión en la dirección certera del golpe.


Artes marciales chinas.

Kung fu.

Heredada de la influencia budista de Bodhidharma, que abandonar la India para predicar el nombre de Buda en China en el siglo VI. Resulta una práctica difícil de clasificar, puesto que, además de ser un arte Marcial, al mismo tiempo es teatro-danza, leyenda, historia medicina, cultura, física y fisiológica de China.

Taekwondo.

Es el arte de pegar con puños y pies. Conocido y aclamado por accidente en las olimpiadas coreana de 1988, se diferencia del Karate en Su riqueza de golpes con los pies y en el énfasis en los métodos de rotura. Su enseñanza forma parte de la introducción de los soldados coreanos. Todos los alumnos deben ser capaces de romper ladrillos, madera y Tejas con las manos y pies desnudo.


Datos curiosos:

1. El sumó, arte marcial de origen japonés, el equilibrio es la clave para ganar el combate.

2. El Karate se basa en una técnica perfecta, una gran potencia y en la precisión del golpe.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *