Nuestro cerebro percibe los movimientos lentos de las personas que nos desagradan.


Nuestro cerebro percibe los movimientos más lentos de las personas que nos desagradan.
Según un estudio realizado por el Instituto de la creatividad y el Cerebro de la Universidad del Sur de California y de los cuales los resultados fueron publicados en la revista PLOS ONE, establecieron que ver los movimientos de alguien causa el efecto espejo, es decir que nuestro cerebro es el responsable de cada movimiento que miremos en alguien. Este se hace más notable cuando vemos a una persona que nos desagrada, sin embargo no pasa lo mismo cuando vemos las fotos.
Para confirmar este estudio los investigadores encargados, realizaron un experimento el cual consistió en reunir a un grupo de personas y mostrarles imágenes de actores que interpretaban cierto papel, unos fueron mostrados como negativos y otros no. Mona Sobhani, explicó que según estudios anteriores la raza o semejanza física influye grandemente en nuestra percepción.
A los participantes que eran hombres judíos, les mostraron unos vídeos, pero antes de esto les explicaron la leyendas de esos actores, los cuales la mitad eran neonazi y las otras tenían opciones neutras. Con esto los investigadores notaron quienes eran las personas que les disgustaba o las que les parecía agradable y el funcionamiento donde se activa el efecto espejo actuaba de manera diferente.
Sobhani explicó que los resultados de la investigación son de gran importancia, debido a que los niveles sociales nos influyen más que la apariencia, según «Algo tan básico como el modo de procesar los movimientos se encuentran relacionado con nuestras relaciones interpersonales y se ve afectado por los factores sociales».