Nuestras miradas nos pueden delatar: cuando nos gusta una persona o vemos algo que no nos agrade se nos dilatan las pupilas.


La pupila se nos dilata cuando vemos a la persona que nos gusta, pero cuando vemos algo desagradable puede dilatarse mucho más.


Cuando vemos algo agradable nuestros ojos nos pueden delatar, ya que la pupila se expande hasta un 45%. Las pupilas reflejan nuestros estados emocionales, en muchas oportunidades pasa que cuando miras a una persona ya sabes su estado de ánimo porque una mirada dice más que mil palabras.
Estudios realizados determinaron que la pupila es la parte del cuerpo que refleja más emociones. Si estas emociones son positivas esta se expande pero si son negativas o desagradables esta puede expandirse mucho más.
Cuando miramos a una persona del sexo opuesto que nos atrae mucho, nuestras pupilas nos delataran ya que estas se expandirán, es como si nuestro cerebro dijera, que solo tenemos que mirar a esa persona. No solo se nos dilata cuando vemos a una persona que nos gusta, esto también les sucedes a las personas que juegan cartas, domino, cuando ven que están a punto de ganar o perder su pupila se dilata, es por esto que algunos jugadores de poker usan lentes oscuros para no dañar una jugada.
Entonces hay que fijarnos más en los ojos de una persona para así saber sus emociones, si le gustamos o no a alguien y también para saber si alguna vez nos van a llegar con una noticia podemos ver si es una buena o mala noticia, al igual que podemos ver en la mirada si nos están mintiendo.