¿Miedo a estar sin el teléfono, fobia o no?

Podría parecer algo realmente ilógico, pero esto ha llamado la atención de varias personas expertas en el asunto, y es que se trata de un problema que se cree que afecta a la mayoría de la población. La «nomofobia» que proviene de las dos primeras letras de las palabras «NO» y «MÓVIL», además de la palabra «FOBIA» consiste en el temor a que nuestro celular no funcione.

Dicha fobia, aunque se puede decir que es relativamente nueva en comparación con otras, se estima que afecta a la mitad de la población con teléfonos móviles. Por lo general, los síntomas se basan en la capacidad o incapacidad de una persona para utilizar este dispositivo. 

Una persona que presente esta fobia «nomofobia», trata de mantener su teléfono móvil encendido en todo momento, independientemente de la actividad que se encuentre realizando o del momento. Puede negarse a mantener su celular en silencio o en modo vibración en las zonas que requiere silencio, aunque siempre esté pendiente de él.

La persona afectada con «nomofobia» tendrá síntomas físicos o emocionales como por ejemplo sentir estrés o ansiedad si no puede utilizar tu teléfono, incluso puede llegar a sufrir ataques de pánico.

Varios de los síntomas son.

1. Aumento de presión en el pecho.

2. Respiración rápida.

3. Desvanecimiento o mareo.

Y no solo se reduce a solamente no estar en contacto con nuestro teléfono, puede incluir otras formas de tecnología, y se cree que es una enfermedad que deriva de una adicción, como la adicción al internet, que hoy en día el uso de estos dispositivos juega un papel fundamental en nuestras vida, nuestros hábitos y comportamientos. 

Muchos se preguntaran si ¿la nomofobia, es realmente una fobia?.

A pesar de que este fenómeno es reciente y no forma parte del Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales (DSM), nuevos estudios han llamado la atención de los expertos, por lo que podría considerarse e incluso se ha llegado a proponer colocarlo en DSM.

Los expertos que hoy investigan el impacto que puede tener el uso desmedido de la tecnología como los dispositivos móviles en nuestra salud, es novedosa y muy posible, debido a que nuevas fobias están apariencia con el desarrollo de la tecnología. Las enfermedades que se relacionan al uso de la tecnología del siglo XXI, son llamas tecnopatías.

En la actualidad, la nomofobia no es reconocida como una fobia, sin embargo se ha establecido que el uso en exceso del celular, si podría modificar el funcionamiento de nuestro cerebro y llegar a causar lo que conocemos como adicción, es decir, ser dependientes a revisar el teléfono, lo que genera síntomas como ansiedad al estar lejos de ellos.