Meditar te ayuda a reducir el sufrimiento

La meditación es una técnica que genera diversos beneficios a la salud, entre ellos reducir el estrés y la ansiedad que puede llegar a experimentar una persona en su día a día.

Según un estudio realizado en la Universidad de Medicina Wake Forest, en Estados Unidos, donde analizaron a 15 hombres y 15 mujeres en dos ocasiones y por separados. La primera vez que estos se expusieron al fuego su umbral del dolor fue muy alto, pero la segunda vez, antes de recibir una ligera quemadura tuvieron 20 minutos de meditación y registraron que su dolor se redujo un 40%.

«La reducción del umbral del dolor fue significativamente mayor que las observadas en estudios similares con pastillas de placebo, la morfina y otros incluyendo analgesicos».

Por otro lado, un artículo publicado en la revista Frontiers in Psychology, nos indicó de forma clara los hallazgos de diversas investigaciones sobre los efectos cerebrales de la meditación en relación al dolor.

Según establecieron Hiroki Nakata y otros colaboradores japoneses, en los trabajos más recientes utilizaron las técnicas de neuroimagen como la resonancia magnética funcional para obtener como la meditación produce esa reducción de dolor.

Por lo que indicaron, por sus hipótesis, es que la meditación reduce el dolor porque disminuye la actividad en diferentes áreas implicadas en el procesamiento de la señal dolorosa. Concretamente se trata de la corteza cingulada anterior, la ínsula, la corteza somatosensorial y el tálamo.

Existen tres mecanismos por los que la meditación puede reducir la percepción.

1. Que la meditación actúa como distractor.

2. Dirigiendo nuestra atención a otra información que no sea el dolor.

3. Modular la actividad de lo que se llama «matriz de dolor»