¿A mayor testosterona, hombre más honesto?

Científicos de la Universidad de Bonn, es Australia. Descubrieron que una cantidad extra de testosterona aumenta la honestidad en los hombres. Este hallazgo fue realizado a raíz de un experimento sobre el comportamiento en el que participaron 91 hombres sanos.

¿A mayor testosterona, hombres más honestos?

Los hombres a los que se le aplicó una cantidad extra de testosterona mintieron menos sobre los resultados. A pesar de que su sinceridad les hizo perder dinero. La testosterona es la hormona sexual principal masculina y juega un papel fundamental. En la promoción de caracteres sexuales secundarios, como en el incremento de la masa muscular, es importante. dicha hormona se encuentra presente también en las mujeres, aunque en cantidades menores.

Diferentes estudios realizados sobre la testosterona, hasta la fecha habían señalado que esta promueve el comportamiento agresivo. Pero, una nueva investigación, declara que ahora la testosterona también puede impulsar a la honestidad. 

Los investigadores trataron a 46 de los participantes con testosterona, mientras que a los 45 restantes le aplicaron cebo. Al día siguiente, endocrinos del hospital de la Universidad de Bonn, constataron que los niveles de testosterona en la sangre eran más altos. Sujetos al primer grupo que en los individuos que habían recibido cebo.

Los científicos llevaron a cabo un experimento de comportamiento que consiste en jugar dados en cabinas aisladas. Cuanto más alta era la puntuación alcanzada por los participantes, mayor cantidad de dinero ganan.  Tras algunas pruebas, los científicos pudieron determinar si los participantes habían hecho trampa o no. Luego se explicó que:

«Estadísticamente hablando la probabilidad de que salgan todos los números de un dado es idéntica. Por eso, el hecho de que los participantes señales demasiados números altos constituye a que habían hecho trampa».

Al comparar los resultados de los miembros del grupo a los que se les había suministrado la testosterona con el grupo de control. Se demostró con claridad que los sujetos con mayor nivel de testosterona habían mentido menos que el resto.

La razón a esta diferencia es que la testosterona extra hubiese incrementado el orgullo de los participantes y su necesidad de desarrollar una imagen positiva.

Los científicos consideran que la mentira y sus efectos en la economía han sido estudiados a menudo. Pero aún se sabe poco de las causas biológicas de este comportamiento. Por esa razón se cree que «desde el punto de vista, el estudio supone un gran paso».