¿Los tiburones pueden dejar de nadar?

Como bien sabemos los tiburones, es una de las especies acuáticas más temida por el ser humano y a su vez es una de las que más llama la atención por sus cualidades únicas e interesantes.

Una de estas cualidades interesantes de los tiburones es que no pueden dejar de nadar, pero ¿por qué?, hay dos motivos esenciales para que esto suceda, ni siquiera para tomar un descanso.

La primera es que los tiburones no tienen vejiga natatoria (saco membranoso de algunos peces que se encuentra debajo de la columna vertebral) que les resulta como una especie de flotador interno. Es como una bolsa de aire, cuando la vejiga se llena de aire, los peces flotan en las zonas más cercanas a la superficie, debido a la inexistencia de esto en los tiburones ellos no pueden flotar.

Lo segundo, es debido al mecanismo de la respiración de los tiburones, este consiste en mantener la boca abierta mientras nada, de esta manera, el agua cargada de oxígeno pasa por sus branquias y así puede llegar hasta la sangre mediante un eficiente mecanismo de intercambio. ¿Pero qué pasa si se detiene?, si esto llegara a pasar no podrían bombear agua a las branquias para poder respirar.

Estas son las dos características responsables de que los tiburones tengan que estar nadando constantemente, es decir de por vida, sino lo hacen se irían al fondo y morirían al no respirar oxígeno.

Quizás esta curiosidad de los tiburones te lleve a la siguiente pregunta ¿los tiburones duermen?.

Debido a lo motivos ya expuestos, podemos considerar que los tiburones no duermen. Sin embargo hace algún tiempo se dudaba de esta teoría debido a que un buzo mexicano bajó al fondo en busca de peces, en las cercanías de la Isla Mujeres, en Yucatán, México. Encontró tiburones de alto metabolismo quieto y aparentemente dormidos en el interior de unas cuevas.

Debido a esto comenzaron a realizar investigaciones y se formuló una teoría, en realidad los tiburones no estaban dormidos, las cuevas de las Islas Mujeres son como una «estación de limpieza» y no un lugar de descanso. Estos animales tienen una gran cantidad de parásitos, sobre todo en la piel y en la garganta.

Así se concluye que en las cuevas hay parásitos limpiadores que se comen los parásitos de la piel que comienzan a aflojarse por el efecto de agua dulce. Por lo que los tiburones no están dormidos, sino más bien aletargados (bajan lo suficiente su metabolismo como para poder sobrevivir).