Los sueños pueden borrar aquellas emociones dolorosas.


Los sueños nos ayudan a borrar malos recuerdos.
Un estudio realizado por la Universidad de California, en Estados Unidos, indicó que mientras soñamos la química cerebral vinculada con el estrés se desactiva haciendo así que el cerebro pueda procesar las experiencias emocionales para borrar o bien sea suavizar las emociones dolorosas que tenemos almacenadas en nuestra memoria. 
Para llevar a cabo este estudio, Matthew Walker neurocientífico de la Universidad de California en Berkeley, contó con la participación de 35 personas a las cuales les mostraron imágenes emocionales a diferentes horas del día. 
Según los experimentos se demostraron que las imágenes que los sujetos habían visto por la mañana, cuando estos dormían tenían una respuesta emocional más intensa. Después de dormir las experiencias de día anterior habían reducido la carga emocional, haciendo así que se sintieran mejor con ellas y las pudieran afrontar.
El científico afirmó que la fase de sueño en la que hay actividad onírica (cuando soñamos), se encuentra basada en una composición neuroquímica diferente y proporciona una forma de terapia y relajación que elimina las experiencias emocionales vividas durante el día.