Los ricos de China pueden contratar a dobles para cumplir su sentencia en prisión.


Los ricos de China pueden contratar a dobles para cumplir su sentencia en prisión.
Se dice que ha sido parte de la cultura china por siglos, aunque se ha notado mucho más en años recientes donde los hombres y mujeres de la clase baja son contratados como dobles para ayudar a los ricos a pagar por sus crímenes. Debido a que esto está muy bien reconocido, incluso se le ha dado un término oficial: «ding zui» que se traduce como «sustituto criminal».
Una décima parte del 1% de la población china son extremadamente ricos y controlan cerca de la mitad de los ricos del país. Mucho de ellos han hecho su fortuna aprovechándose de los lazos cercanos con el Gobierno, que son los que contratan dobles que nunca terminan investigando apropiadamente.
Un caso bien conocido que fue controversial tanto en China como el resto del mundo involucraba a un joven de 20 años llamado Hu Bin, que hacía carreras de derrape en una de las ciudades más ricas de China, Hangzhou. Su carro iba tan rápido que se llevó a un peatón mandándolo a 18 metros por el aire, y del impacto murió. Los testigos horrorizados dijeron que Bin se veía despreocupado esperando a que la policía llegara. 
¿Imperdonable? Pues parece que los ricos en China pueden hacer lo que se les venga en gana. Ya que luego de una semana de investigación las autoridades dijeron que Bin ni siquiera iba rápido, tan solo fue sentenciado a 3 años de prisión. Y para colmo, la gente protestaba porque el que estaba pagando la condena no era el hombre que cometió el crimen. (Y ni siquiera se parecen).