Los ratones usan los bigotes para poder identificar hacia donde se dirigen.


Los ratones usan sus bigotes de la misma forma que las personas usan sus manos para sentir los objetos.

Los ratones dependen de sus bigotes para ver hacia donde se dirigen por las noches, más que con sus ojos, «moviendo los bigotes hacia arriba, hacia adelante y hacia afuera hasta aproximadamente 25 veces por segundo, el ratón puede identificar hacia donde se dirige».
El estudio reveló, que los ratones usan sus bigotes al igual que las personas usan sus manos para sentir los objetos, debido a que ambos procesan las sensaciones en la misma parte del cerebro y de la misma manera. 
Ehsan Arabzadeh, uno de los autores del estudio de la Escuela UNSW de psicología, estableció que este animal nocturno usa los bigotes de la misma manera que una persona que tiene dificultad visual usa sus manos para percibir los objetos, de esta manera van recorriendo todo el lugar y sacan las conclusiones de donde estarán todos los objetos.
Cuando los bigotes de los ratones se encuentran en contacto con los objetos, su movimiento dispara los nervios en el folículo del bigote para mandar señales a la parte del cerebro encargada de las sensaciones táctiles, es por esto que los investigadores dedujeron que estos roedores depende de sus bigotes más que de los ojos para poder ver, es decir que los bigotes de los ratones son tan sensibles como las yemas de los dedos. 

Otro estudio realizado a una especie de roedores llamados Lirón Castaño, indicaron que este animal usa sus bigotes de la misma forma que las personas sus ojos, es decir escanean el entorno para poder reconocer que es lo que los rodea. Cuando se encuentran en una superficie dispareja de un tronco y cuando desean cambiar de rama hacen vibrar sus bigotes para determinar el siguiente paso.