¿Por qué los perezosos son lentos?

Las cinco especies de perezosos que han subsistido hasta nuestros días, se encuentran adaptadas fisiológicamente para llevar una vida sedentaria. Así es, se mueven con extrema lentitud y lo mínimo posible.

Los perezosos permanecen colgados de un árbol mientras tengan hojas suficientes para alimentarse y se desplazan una media de 30 metros al día. para no cambiar de postura, su cuello puede llegar a girar 270°, por lo que tienen una tráquea muy larga. Su metabolismo también está ralentizado, es decir, la digestión es tan lenta que defecan solo una vez por semana.

¿Por qué son tan lentos?

La lentitud de los perezosos es en realidad una medida de defensa. Les funciona para ocultarse de los depredadores. Se mueven tan poco que son prácticamente imperceptibles. Además ahorran energía.

Se mueven tan poco que en su pelaje puede llegar a crecer algas y hongos. Generalmente de muy mal olor, lo ayudan a camuflarse con los árboles y troncos.

La dieta de los perezosos se encuentra compuesta de hojas de árboles y flores. Su estómago está dividido en pequeños compartimentos que se encargan de procesar cuidadosamente los nutrientes las hojas.

el metabolismo de los perezosos es uno de los más lentos en todo el mundo animal. Como su principal fuente de alimento son las hojas y estas tienen mucha fibra, se vuelven difíciles de digerir. el perezoso puede pasar hasta un mes en proceso de digestión.

La temperatura también es un factor determinante en el comportamiento de los perezosos. Pese a que cuentan con dos capaz de pelo, no son muy eficientes a la hora de conservar el calor. Para mantener una temperatura estable, evitan moverse demasiado y cuando el clima está lluvioso, duermen todo el día.