¿Por qué los insectos se sienten atraídos por la luz?

Es normal ver como las lámparas suelen congregar a su alrededor grandes cantidades de insectos sin miedo a quemarse. A pesar de las altas temperaturas que desprenden estos objetos. Estos animales se denominan «lucífugos», pues aunque son seres nocturnos emplean la luz para orientarse adecuadamente, Así, recurren a la luna y a las estrellas como puntos de referencias básicos. Pero cuando se topan con luz de origen artificial no pueden evitar acercarse a ella.

Es muy común encontrar a más de un insecto calcinado junto a las lámparas de la casa. Es un fenómeno bastante lamentable y no es culpa de ellos. Existen explicaciones científicas que hablan sobre el porqué de eso.

¿Por qué los insectos tienden a comportarse de esta forma?

En situaciones normales algunas insectos nocturnos se sienten atraídos por la luz natural para pautar su comportamiento. La luz de la luna, como se mencionó anteriormente, le brinda a este tipo de insectos un punto de referencia para orientarse. Orientación que también les brindan las estrellas.

La luz, además de servir para su orientación, también ejerce un efecto peculiar entre estos insectos. La intensidad de la luz natural proviene de una distancia lejana, por lo que da por igual en ambos ojos del insecto. coordinando así sus movimientos. Sin embargo, cuando la luz le da más en un ojo que en otro, los insectos tienden a mover con más frecuencia un ala que la otra. Lo cual explica su movimiento circular en torno a una bombilla.

Así, con acciones tan insignificantes para nosotros como encender una bombilla de luz. Estamos ejerciendo una influencia notable en el medio ambiente. Estos insectos, que en realidad molestan tanto cuando entran en tu entorno. En medio de una terrible crisis de confusión, están pasando mucho peor que tú.