¿Por qué los gatos negros son de mala suerte?

Desde la antigüedad, el gato ha tenido un significado especial. Los egipcios, en el año 2900 a.C. le rendían culto a la diosa Bastet, a quien se le atribuía propiedades tanto de mujer como de gato, debido a que era una diosa de guerra. Esta diosa venerada, en el Delta Nilo, se presentaba con cuerpo de mujer y cabeza de gato.

El gato egipcio, era protegido incluso era momificado en algunos casos. Debido a esta relación, el gato comenzó a ser domesticado, tomando más protagonismo aún.

¿Cuando adquirió mala fama el gato negro?

Fue en la edad media, cuando el gato negro empezó a adquirir mala fama, al pensar que el animal era un fiel sirviente de las brujas. Iniciaron su persecución sobre ellos, al considerar que las brujas se transformaban en gatos negros, para moverse libremente sin llamar la atención. Desde entonces se cree que los gatos negros traen mala suerte.

Sobre esta superstición existen diferentes variantes, como por ejemplo:

1. Algunos dicen que ver un gato negro es de mala suerte.

2. Otros dicen que la mala suerte se da si se nos cruza por delante.

Asimismo, se dice que para que esto ocurra deben ser más de las 12 de la noche. Otras versiones indican que si vemos el gato alejándose, de espalda, es que se acaba la mala suerte. Pero si viene hacia nosotros la mala suerte viene con el. Por otro lado, si el gato va de derecha a izquierda, la suerte empeora y mejora si es de izquierda a derecha.

Todas esas variantes y más, se dan a conocer con la superstición del gato negro, aunque para los ingleses es de buena suerte. También hay una que dice que, el que mata a un gato negro, tendrá siete años de mala suerte.

¿Más ciencia menos superstición?

Atribuir la «mala suerte» al cruzarse con un gato negro, es solo el fruto de la superstición. Un estudio del Long Island College Hospital de New York, indicó hace algún tiempo que los felinos si afectan negativamente a las personas alérgicas.

Los investigadores observaron que los gatos de pelaje oscuro provocan más estornudos y problemas respiratorios a los pacientes con alergias. Según, se debe a que producen más cantidad de sustancias en la piel, la saliva y las glándulas sebáceas, que causan síntomas de alergias.

El que se hable de los gatos negros solamente, es por el color negro, que se encuentra relacionado con la noche, la oscuridad y el misterio.