Los cuentos de Disney y su lado oscuro

En la edad media eran pocas las personas que tenían acceso a los libros y a la literatura. La cultura se encontraba recluida en los palacios y en los monasterios. Los pocos libros a los que se tenían acceso estaban destinados a reflejar buenas costumbres y creencias religiosas.

Charles Perrault fue uno de los autores de muchos de los cuentos populares de Disney a los cuales han dulcificado.

Un poco más sobre el lado oscuro de los cuentos de Disney.

1. Caperucita roja.

Según la historia un cazador salvó a Caperucita Roja de ser devorada por el lobo, este fue el lado dulce de la historia. Pero en realidad hay una versión sobre el destino de la niña y es que en el cuento escrito por Charles Perrault. La pobre niña es devorada por el lobo sin remedio alguno.

2. La Cenicienta.

“Caperucita roja no el único cuento dulcificado”, la popular historia de la Cenicienta, una humilde doncella que a pesar del desprecio y maltrato ocurrido por parte de sus hermanastra, ella termina siendo la elegida por el príncipe para casarse con ella. Pero en la versión original de Charles Perrault “la recompensa que recibieron las hermanastra fue mucho peor que la de los hermanos Grimm”, durante la boda entre la Cenicienta y el príncipe las hermanastras son atacadas por palomas mágicas que ayudaban a la Cenicienta y además reciben tantas picaduras en los ojos que quedan ciegas.

Charles también escribió otros cuentos como: Pulgarcito, La bella durmiente, el gato con Botas y Piel de asno, aunque no se le puede atribuir la versión original de cada una de estas historias, la mayoría de los cuentos eran leyendas que no habían sido transmitidas de forma oral desde varias generaciones atrás, lo que en realidad hizo Charles Perrault fue llevarlas a la literatura.

Sin embargo estos no fueron los únicos cuentos dulcificados.

3. Blancanieves.

En la versión original, la madrastra de Blancanieves es obligada a bailar durante toda la boda, con una sandalias algo particulares, lo que sería una especie de macabro regalo de bodas para la princesa. Mira ahora cómo terminó la versión original de este cuento.

Después de colocarse la mejor ropa, la reina se sitúa delante del espejo y le pregunta:

Espejo, mi fiel espejo

que cuelgas en la pared,

la más hermosa de reino,

¿Puedes decirme quien es?

Y el espejo contestó:

Eres, mi señora, hermosa en verdad

pero en el palacio del país vecino

la joven esposa lo es mil veces más.

La malvada reina soltó una maldición y sintió tanto desasosiego, tanto, que no sabía qué hacer. Al principio pensó que no quería ir a la boda, pero no pudo resistir la curiosidad: tenía que asistir y ver a la joven reina.

Y cuando llegó al palacio, reconoció a Blancanieves, y fue tan grande su terror y desconcierto que quedó petrificada, incapaz de hacer un solo movimiento, Pero habían metido ya en el fuego unos zapatos de hierro y los trajeron con tenazas y se los pusieron. Y la reuna tuvo que andar y bailar con los zapatos al rojo vivo, hasta que cayó muerta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *