Los colores influyen en el estado de ánimo de las personas.


Los colores de nuestra habitación influyen en nuestro estado de ánimo.
A pesar de que los colores no son un factor fundamental para sanar alguna dolencia, si bien es cierto sí pueden cambiar nuestro estado de ánimo. 
Con el tiempo los científicos y los médicos han estado estudiando la relación que existe entre los colores y el estado de ánimo de una persona, muchos creen que los colores no solo provocan una reacción emocional, sino que también mejora el humor y el bienestar interior.
Los colores se dividen en tres tipos.
1. Activos: Son los colores cálidos e incluyen el amarillo, naranja y el rojo. Estos colores inspiran confianza, extroversión y sensaciones positivas.
2. Pasivos: Los colores fríos brindan sensación de paz y frescuras.
3. Neutros: Los colores neutros son como los colores descoloridos, no activan ni enfrían nada.
Esta es la influencia que tienen los colores de tu habitación en la vida diaria.

Rojo: Eleva el nivel de energía de una habitación, además reúne a las personas y estimula la conversación. Asimismo, el color rojo en una habitación hace que aumente la presión sanguínea, la respiración, la velocidad y el ritmo cardíaco.
Amarillo: Comunica felicidad y obtiene las energías del sol. Sin embargo no es una buena opción para una habitación, estudios demuestran que las personas son más propensas a perder el control en una habitación de este color, en grandes cantidades el color crea sentimientos de frustración y enejo. 
Azul: Se considera un color calmante y relajante debido a que reduce la presión arterial y provoca una respiración más lenta. A pesar de que se sabe que el azul tiene este efecto relajante, con el color azul oscuro pasa lo contrario este transmite sentimientos de tristeza.
Verde: Es considerado el color más relajante para el ojo humano. Este color anima a relajarse pero tiene suficiente calor para estimular la comodidad y la unión, además alivia el estrés.
Púrpura: Es dramático y sofisticado, normalmente se asocia con el lujo y la creatividad. Los tonos más claros de púrpura como el lila o lavanda, llevan calidad de descanso en los dormitorios. 

Naranja: Transmite emoción, entusiasmo y es un color lleno de energía, este color es recomendable para un cuarto de ejercicio debido a que nos ayudará a liberar todas las energías acumuladas.
Los colores como el negro, marrón, gris y blanco son los colores básicos para un juego de decoración. El negro es el más utilizado para acentuar una habitación, los expertos indican que todas las habitaciones deben tener un toque de negro para estabilizar el esquema y darle profundidad