Los cinco (5) sentidos: Conoce sobre ellos.

La vista, el gusto, el oído y el tacto, son los cinco sentidos que necesitamos para percibir, reconocer y entender. El medio ambiente es tan rico y diverso, que necesitamos cada uno de ellos para vivir a plenitud las bondades de la vida.

Además, una de las primeras enseñanzas que la persona recibe en su niñez, es la compresión de los cinco sentidos. Estos sentidos son capacidades que tenemos para conocer nuestro entorno y reaccionar ante estímulos recibidos.

¿Cómo funciona?

Cada sentido inicia su trabajo desde el cerebro. Este controla las funciones del organismo y el sistema nervioso, el cual es una gran red que envía mensajes a todos los rincones de nuestro cuerpo.

Nuestras neuronas sensoriales pueden captar la información sensorial de oídos, nariz, lengua y piel para enviarlas al cerebro. Por otro lado, las neuronas motoras son las que se encargan de transmitir todos los mensajes del cerebro hacia las diferentes partes de nuestro cuerpo.

Los cinco sentidos.

1. El sentido del tacto.

La piel es el órgano más grande del cuerpo humano, puesto que lo recubre por completo. Es aquí donde funciona el sentido del tacto, el cual permite percibir cualidades de objetos externos como textura, temperatura, dolor.

El ser humano puede calcular si toca o no ciertos objetos, según su capacidad para resistir las sensaciones que dichos objetos producen. Los órganos sexuales y las yemas de los dedos son las partes del cuerpo con mayor cantidad de terminaciones nerviosas.

2. El sentido de la vista.

El ojo es un órgano que permite captar la imagen del mundo externo. Este es el sentido que permite que las personas vean y reconozcan las formas, colores y dimensiones.

Así mismo, le permite al ser humano calcular las distancias entre sí mismo y los objetos que le rodean.

3. El sentido del olfato.

Es el órgano central de la cara, se relaciona con el sentido del olfato. Su parte interna se encuentra en el cielo de la boca. Tiene dos fosas que sirven para la entrada y salida del aire. Dichas fosas se encuentran separadas por el tabique, una estructura formada por cartílago y hueso que recubre la mucosa.

Dentro de la nariz se encuentra la pituitaria amarilla, que posee los receptores olfativos. La roja contribuye con la regulación de la temperatura del aire.

4. El sentido del gusto.

Este órgano se encuentra ubicado en el interior de la boca, tiene la función de hidratar tanto la boca como los alimentos, además hace posible el lenguaje. Permite identificar sustancias solubles en la saliva, para complementar la función del olfato.

Las parte de la lengua son.

1. Cara superior e inferior.
2. Bordes linguales
3. Base y punta.

También tienen un esqueleto osteofibroso y varios músculos que posibilitan su movimiento.

5. Sentido de la audición.

Permite percibir los sonidos y sus diferentes cualidades: volumen, tono, timbre y origen. Su estructura puede dividirse en interno, externo y medio.

Las ondas sonoras ingresan por el oído externo y viajan a través del conducto auditivo hasta llegar a la membrana del tímpano, en donde provocan una vibración. Esto es lo que mueve tres huesecillos del oído medio que llegan al líquido del oído interno en donde se encuentran miles de células ciliadas que transforman las ondas en señales eléctricas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *