Lo que deberías saber los CD y DVD.

Desde finales de los años 70 del siglo XX. La experimentación con tecnología de almacenamiento óptico ha ido avanzando en función de objeto básico. Disponer de mecanismo de alta capacidad el fácil manejo, destinados a guardar información de cualquier tipo.


El disco compacto.

La aparición del disco compacto, resultado de la aplicación de los últimos avances en electrónica, informática y tecnología láser. Ha regalado a un segundo plano al resto de los procedimientos de reproducción del sonido.

El funcionamiento del CD se basa en la digitalización de la señal. Una técnica que permite obtener una reproducción más fiel del sonido. Ya que es capaz de descomponer lo irá barro en sus más mínimos detalles. Mientras las joyas realizadas en un disco una cinta magnética. La cual lleva a pistas de tipo analógico el compacto transforma la señal en una secuencia de unos y ceros.

Los CDs fueron introducidos en el año 1982 por Philips y Sony. Estos discos de 12 centímetros de diámetro, estaban en laborado con plástico transparente e incluye interior se coloca la lámina reflectante. En dicha lámina se traza una espiral de agujeros, cada uno de los agujeros mide milésima de milímetro.

Los CDs poseen surcos que tienen una anchura de 1,5 micras si su capacidad es de 650 megabytes.

La lectura de la información almacenada en el CD se realiza haciéndolo girar a 300 revoluciones por minuto. Un diodo láser emite un rayo de luz que incide sobre un punto determinado del disco. Si en dicho punto existe un agujero, se refleja y pasa un receptor encargado de transformar en señal eléctrica. La señal representa los ceros y unos del sistema binario.

Un lector puede leer hasta 176000 números por segundo, que posteriormente transforman en música, imágenes o texto.


El cd-rom.

Con el nombre de memoria de masa se conocen los diversos métodos utilizados para almacenar información. Que, en determinado momento, se introducen la memoria de acceso aleatorio de un ordenador para su procedimiento por la unidad central.

La forma más difundida para almacenar y transferir datos es el disquete. El cual en los últimos tiempos ha resultado parcialmente relegado por la aparición del cd-rom.

En un cd-rom, la luz se utiliza para la escritura y la lectura de información digital en una superficie reflectante. El haz de un láser se aplica la superficie del disco. La variaciones de luz son traducidas en una señal eléctrica que corresponde al conjunto de datos.

Como indica el término ROM, memoria sólo de lectura, los datos de este soporte no pueden ser alterados por el usuario.


El DVD.

Con el mismo tamaño que un CD, este nuevo formato de vídeo disco proporciona una capacidad de información hasta 7 veces superior. Lo que permite contener películas cuya calidad es muy superior,  tanto en audio como un vídeo, a la ofrecida por cualquier otro formato doméstico actual.

La gran capacidad de almacenamiento del DVD se debe a la combinación de varias tecnologías diferentes. En primer lugar se ha disminuido el tamaño del pit, con unidad que es equivalente al bit.

Por otro lado, se ha conseguido una organización de doble capa en una sola cara. Gracias a la tecnología óptica que permite focalizar el láser a una altura uocra de la superficie del disco. Por último, se aprovecha las dos caras del disco Y no sólo una como ocurre en el CD actual.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *