Lo que deberías conocer sobre la cibernética.

El proyecto más ambicioso que persiguen la cibernética es desarrollar máquinas que liberen al hombre de ocupaciones trabajosas y repetitivas. Es decir, crear mecanismos artificiales inteligentes. Las teorías que dieron pie al desarrollo de esta disciplina fueron formuladas en 1948 por el matemático estadounidense Norbert Wiener. Se trata de un área de conocimiento relativamente reciente.


Estudios.

La cibernética, el estudio de los sistemas de comunicación y control, es una ciencia que abarca muchas disciplinas diferentes. Su definición varía según los aspectos de la teoría que se contemplen. En particular, la cibernética se ocupa del parecido entre los mecanismos de control y de comunicación de los seres vivos y los sistemas de control automático diseñados para las máquinas y los procesos de fabricación.

El vocablo cibernética deriva del griego kybernetes, que significa guiar un barco. Los griegos se referían al arte de gobernar y el término cibernética aparece en varios diálogos de Platón. Ampere lo recogió en su clasificación de las ciencias en 1834.

A lo largo de la Segunda Guerra Mundial se desarrolló una teoría unificada de los servicios mecanizados, gracias a los especialistas en radar del instituto de tecnología de Massachusetts. Estos aplicando sus conocimientos sobre los filtros eléctricos y los amplificadores electrónicos a reacción a la creación de servomecanismos de alto rendimiento. Fueron encargados de mantener el eje de los radares de defensa aérea orientada hacia el objetivo y de dirigir el caño según las órdenes dictadas por el calculador de tiro.

La influencia unificadora del movimiento cinético sobre la ciencia moderna queda patente también por la aparición. En las disciplinas más variadas, de esquemas basados en los del automatica y la informática. Así, la modelización dinámica de los procesos genéticos utiliza a un mismo tiempo la de los automatismos secuenciales y los esquemas de los servo mecanismos.

Sin embargo, a las analogías entre los sistemas materiales y los mecanismos de la vida hay que añadir diferencias fundamentales. El funcionamiento del sistema nervioso central no tiene nada en común con el de los ordenadores, por ejemplo. En un grado menor, las regulaciones biológicas en cumple mediante la variación de parámetros estructurales y no por agregados, como ocurre en las regulaciones técnicas.


Realimentación o feedback.

Un elemento que forma parte del estudio de la cibernética es el sistema de lazo cerrado de realimentación que aluden a una mecánica un organismo que utiliza informaciones obtenidas. Esto a partir de resultados de cualquier proceso o bajo su control directo, para modificar su propia actividad. Un ejemplo es el lazo de realimentación entre un termostato y un aparato de calefacción.

En el campo del comportamiento humano, otro ejemplo es el acto de recoger un pequeño objeto con la mano. Esta acción, que en un principio parece banal, es muy compleja y necesita de una realimentación continua.

Desde el punto de vista de la cibernética,  cualquier sistema transforma una variable o conjunto de variables de entrada en la correspondiente salida. La relación matemática que expresa la independencia de la variable de salida del sistema respecto de las entradas es conocida como función de transferencia y su complejidad es directamente proporcional a la del sistema mismo.

En los sistemas de realimentación, la variable de salida depende no sólo de las entradas sino también de ella misma. Lo que aumenta la complejidad de la función transferencia.

La posibilidad de que un sistema se controle asimismo automatizar el proceso que está realizando es la principal ventaja que aporta la cibernética. Esto permite aumentar la complejidad del sistema y añadir varias partes o etapas independiente que van a funcionar realimentadas entre sí.


Automatización.

El desarrollo de las computadoras, digitales como analógica, aumentado en gran medida la capacidad de la máquina para llevar a cabo algunas de las funciones y antes sólo podía realizar unas personas. La puesta en práctica de las capacidades siempre mayores en dichas máquinas es uno de los principales objetivos de la cibernética.

El ingeniero, matemático e inventor español Torres Quevedo, al hablar de las máquinas automáticas en su ensayo sobre la automática en el año 1914, establecía que estos autómatas han de tener sentido formado por cuántos aparatos sensible a la circunstancia puedan influir en su marcha. Además, Este es el principal objetivo de la automatización, tienen que ser capaces de discernir, Es decir de poder en todo momento dirigir una operación, teniendo en cuenta las impresiones recogidas.

Se han establecido tres categorías de máquinas. Las llamadas secuenciales que resonancia con un programa establecido,  como es el caso de las calculadoras digitales. La reflejas o adaptativas, aquellas cuya reacción es imprevisible, pero están sometidas a unas leyes conocidas como el proyectil automático mandado por radar. En último lugar están aquellas máquinas cuya reacción es parcialmente previsible, es decir, el hombre y los seres vivos en general.