Lo que no sabías sobre el sentido del olfato.

El sentido del olfato tiene la función de ayudar al ser humano a que se relacione con su entorno y mantenerlo informado sobre los estímulos. Con esto busca procesar la información para identificar sustancias y objetos.

Cabe destacar, que no es el sentido más desarrollado que tenemos, pero sí el más sensible.

Sin embargo, gracias al olfato, parte de la identificación de los elementos del entorno es posible. Lo que contribuye, en gran parte, a la supervivencia del ser humano.

Anatomía externa de la nariz.

Su parte externa consiste básicamente en un armazón de hueso y cartílago cubierto por músculos, que a su vez se encuentran cubiertos por piel.

1. La raíz.

Hace referencia al área que se encuentra entre las cejas.

2. Puente y dorso.

Es la zona que va desde la raíz y termina en el ápice.

3. Ápice.

Punta de la nariz o parte puntiaguda donde finaliza este órgano.

4. Orificios nasales.

son los agujeros por donde entra y sale el aire que respiramos.

5. Alas.

Son los laterales de la nariz, lo que envuelve a las aberturas nasales.

¿Cómo se perciben los olores?

Las moléculas de olor entran por los orificios nasales, cruzan la cavidad nasal y pasan a la nasofaringe. Después de disolverse actúa químicamente sobre los receptores olfativos.

5 cosas que no sabías sobre el olfato.

1. Nunca descansa.

A no ser que esté muy congestionado, olfateamos mientras dormimos.

2. 80% del sabor.

Con el sentido del gusto puedes saber si es dulce, salado, agrio o ácido. Con las papilas gustativas se determinan esos sabores, pero el olfato es quien lo da.

3. La forma en la que olemos.

Tenemos un gran número de genes que codifican los distintos receptores olfativos. Para los seres humanos hay 400 genes implicados en el olfato.

4. 5.000.000 de neuronas sensoriales.

En el epitelio olfativo, de cada fosa, son reemplazadas cada 40-60 días por neuronas nuevas. Por tanto, la capacidad para recordar olores es sorprendente.

5. ¿Se pierde con la edad?

Un estudio realizado con personas sanas a las que se pone una batería de olores comunes, demostró que quienes están entre 20 y 40 años detectan en torno al 50% a 75% de los olores, mientras que el porcentaje de las que están entre 50 y 70 años disminuye al 30% al 45%.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *