Lo que debes saber sobre el alcoholismo.

Los grados de alcohol de una bebida reflejan el porcentaje de alcohol etílico que contiene. El alcohol etílico es una sustancia psicoactiva depresora del sistema nervioso central. 

Entre los antiguos griegos y romanos, la embriaguez ante de la denominada segunda edad era una práctica mal considerada socialmente. Hasta los cuarenta años, el vino se tomaba mezclado con agua. El alcohol estaba mal visto por las mujeres a diferencia de lo que ocurría en otros pueblos de la antigüedad. Los celtas y los germanos, entre los que, además, la ingestión de bebidas alcohólicas se permitía incluso desde la adolescencia. 

En el ámbito religioso, el vino, despreciado por el budismo o el islamismo, alcanzó notable consideración entre los judíos. Además, del cristianismo lo consideró elemento de partida para la transustanciación en la sangre de Cristo.

Sin embargo, hoy en día, el alcohol goza de gran aceptación social y resulta bastante accesible. Se encuentra asociado a hábitos alimenticios y de diversión e incluso en algunas ocasiones, se vincula a determinados ritos. Aproximadamente un 14% de la población adulta presentaba dependencia alcohólica. Cerca del 5% abusa del alcohol en algún momento de su vida.


Clases de bebidas alcohólicas.

Dentro de las bebidas alcohólicas se pueden distinguir tres tipos, en función de su graduación.

1. En primer lugar, se encuentran las llamadas «sin alcohol». Por ejemplo algunas cervezas, a pesar de ser anunciadas como no alcohólicas, tienen una graduación de 0,8 y 1°.

2. Las de graduación intermedia son bebidas fermentadas, que se elaboran dejando reposar, durante un tiempo y a una temperatura apropiada. Las más habituales son el vino (11, 12°) y la cerveza (4, 5°).

3. Las bebidas dilatadas, para cuya obtención se hierven las bebidas fermentadas. Este proceso elimina parte del agua que este contiene, aumentando su graduación alcohólica. Las más consumidas son el whisky (50°), la ginebra (40°) y el ron (40, 50°).


Trastorno por consumo de alcohol.

Los trastornos derivados del consumo excesivo de alcohol son, en primer lugar, los propios de cualquier droga. Por otro lado, existen problemas asociados a la naturaleza específica de esta sustancia. En ambos casos se trata de alteraciones físicas, psicopatológicas y psicosociales.  

En tanto que droga, el alcohol produce dependencia fisiológica, fenómeno reconocible por la demostración de tolerancia. El abuso es un patrón desadaptativo de consumo de alcohol, que da consecuencia adversas significativas y recurrentes. La intoxicación implica un cambio psicológico o del comportamiento, es decir, agresividad, durante la ingesta de alcohol o después. 

En cuanto a los problemas asociados, dentro de los trastornos físicos pueden mencionarse los siguientes: alteraciones en el aparato digestivo. Además del tracto gastrointestinal.


Posibles causas.

El alcoholismo comprende una compleja problemática, en la que intervienen varios factores. Algunos son de carácter hereditario o constitucional. Desde el punto de vista ambiental, hay que mencionar la excitación social positiva, la accesibilidad y la normalización. Como factores relacionados con la personalidad, inmadurez emocional, el autoengaño, la dependencia de los demás, la baja tolerancia.


Tratamiento del alcoholismo. 

Dentro de la drogodependencia, el alcoholismo que cuenta con menos recursos humanos y materiales para su prevención y tratamiento. a pesar de los grandes costes humanos y sociales que ocasiona. Una vez que se consiga que el alcohólico acepte su problema y acceda a la terapia, existen bastantes probabilidades de recuperación.

Se distinguen dos objetivos:

1. La abstinencia total.

2. Bebida controlada.

Para acceder a los programas cuyo fin es la segunda de estas condiciones, han de darse determinados requisitos. En los programas de abstinencia total, en los que se da una clara dependencia alcohólica baja, historia de consumo corta y periodos de sobriedad intermitentes. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *