¿Qué le pasa al cuerpo si nunca sales de casa?

A muchas personas les encanta pasar el día viendo películas, series o quizás leyendo un libro. Pero ¿qué pasaría si hicieras esto todo el tiempo?.

A pesar de que no es algo peligroso para la vida, salir al aire libre, es importante para la salud. Empezando, el sol nos aporta una buena cantidad de vitamina D. Si bien sabemos, a través de los alimentos obtenemos muchas vitaminas, pero la vitamina D, es la única que necesitamos obtener directamente del sol. Esto debido a que la piel absorbe la vitamina en lo que se conoce como una reacción fotosintética de la exposición al sol. Si nunca nos da la luz del luz, nos faltará este nutriente importante.

¿Qué tan importante es la vitamina D?

Es importante para la salud de nuestros huesos, además protege contra morbilidades crónicas como las enfermedades cardiovasculares y la diabetes. La disminución de esta vitamina puede conducir a problemas con los huesos. Así, también se ha relacionado con la esclerosis múltiple y el cáncer de próstata.

A pesar de aportar nutrientes, salir de casa hace adoptar un mejor estado de ánimo, puede ayudar con el trastorno afectivo estacional. A su vez, el sol altera el óxido nítrico en la sangre y la piel, que reducen la presión arterial. Así mismo, también disminuye el riesgo de enfermedades del corazón.

Es importante tomar el sol pero no exceso.

La exposición al sol tiene sus beneficios, pero demasiado sol, también es perjudicial para la salud. Aparte del daño solar y las quemaduras, demasiada luz natural puede dañar el sistema inmunológico de la piel. Dañando así, las membranas celulares de la piel y produciendo mayor riesgo de sufrir cáncer de piel.