Las personas que viven en parejas tienen mejor salud.


Las personas que no viven en parejas tienen más posibilidades de sufrir de ansiedad y depresión a diferencia de aquellos que viven en parejas.

Según un estudio las personas que no viven en parejas tienen mayores posibilidades de sufrir de ansiedad y depresión crónica, a diferencias de aquellas que si viven con otras personas o se encuentran casados.
Este estudio fue realizado por los profesores del Departamento de Sociología y Antropología Social de la Universidad de Valencia. Donde se demostró que claramente las personas que no viven en parejas pueden llegar a presentar graves problemas de salud.

Para llevar a cabo esta investigación, contaron con la participación de personas en edades comprendidas de 25 a 64 años de edad, para establecer los efectos que puede tener el divorcio o la separación en la salud y como se relaciona con las enfermedades mentales. Como resultado obtuvieron que las mujeres que son las que se encuentran más afectadas en el momento de una separación, es decir tienen mayores posibilidades de empeorar la salud. Mientas que los hombres presentan más posibilidades de sufrir alguna ansiedad y depresión.
Teniendo en cuenta estos resultados el profesor Carles Simó, encargado de este estudio, indicó la importancia de vivir en pareja, debido a que disminuye las posibilidades de sufrir algún daño a la salud.