Las aleaciones.

Las aleaciones son productos homogéneos, de características metálicas, formado por dos o más elementos. Uno de los cuales debe ser un metal. Las aleaciones modifican las cualidades físicas de sus componentes o bien éstos adquieren nuevas propiedades.


Proceso de fabricación.

Para obtener una aleación es necesario calentar los componentes que la integran, hasta su paso al estado líquido. En esta situación, los mencionados elementos comienzan a cambiarse, siguiendo dos modalidades:

1. Mezclas de átomos, bien reaccionado químicamente.

2. Luego de su solidificación, el compuesto forma la aleación.

Mientras se verifica el proceso de fusión, la composición de la aleación puede resultar modificada. Esto lo obliga a la realización de controles y reajustes constantes en la dosificación de elementos en el horno.

La solidificación provoca la aparición de heterogeneidades estructurales que han de ser eliminadas. En principio, el paso del estado líquido al sólido determina una contracción de volumen. Para subsanar esta aleación es necesario volver a calentar este lingote. 


Propiedades de la aleación.

Pueden ser físicas como:

1. Conductividad electrica y termica.

2. características magnéticas.

3. mecánicas.

4. resistencia a la tracción o a la dureza.

Pueden ser químicas como:

1. Oxidabilidad.

2. Resistencia a la corrosión.

El fundamento de este tipo de compuestos radica en que sus efectos difieren de los de los metales puros. Dado que las propiedades no son intermedias entre la de los compuestos originales. La relación entre la naturaleza y proporción de estos y sus consecuencias sobre las aleaciones resultan complejas.


Aleaciones industriales.

En este tipo de aleaciones, el metal de base se encuentra asociado a una o varias adiciones principales, a numerosas adiciones secundarias. La misión es optimizar las propiedades y a diversas impurezas derivadas del proceso de elaboración.

Los más habituales, son los componentes principales de la aleación. Los aceros se consideran aleaciones de hierro y carbono, sin tomar en cuenta que su composición compleja aparecen en pequeñas cantidades de:

1. Fósforo.

2. Azufre.

3. Oxígeno.

4. Nitrógeno.

5. Silicio.

De esta misma manera, es frecuente hablar, por ejemplo: de aleaciones de aluminio-silicio, cuando dicha aleación no es simplemente binaria. Formada por dos metales.   

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *