Las 5 serpientes más venenosas del mundo.

Las serpientes son reptiles sin pata, algunas de estas poseen mordeduras venenosas que utilizan para matar a sus presas antes de ingerirlas.

Las serpientes son carnívoras, se alimentan de pequeños animales como aves, insectos e incluso otras serpientes.

Estas tienen una mala reputación, pero no suelen atacar a las personas. La mayoría lo hacen luego de ser atacadas y lastimadas previamente.

Determinar cuál es la serpiente más venenosa del mundo no es una tarea simple. Existen muchas especies dentro de este complejo suborden, con un veneno letal para los seres humanos y otras especies.

Estas son las serpientes más venenosas.

1. Daboia russelii.

Se trata del mayor vipérido genuino que habita en la India y el Sudeste de Asia. A pesar de su mala fama no es un animal agresivo, solo se defiende cuando es molestada, atacada o pisada. Pero, su mordedura puede ser grave y fatal.

2. Cobra Real.

Es la serpiente venenosa más larga del mundo. Su nombre científico es Ophiophagus hannah debido a que esta especie se alimenta de otras serpientes. Se distinguen entre las demás por una especie de capucha que abren cuando se sienten amenazadas.

Son encontradas en árboles, matorrales, pantanos de manglares y cerca de arroyos y muy buenas nadadoras. Su veneno no es de los más fuertes, pero posee la capacidad de inocular grandes cantidades mordidas. De Esto su letalidad.

3. Cobra Filipina.

Tiene el veneno más potente de todas las especies del género Naja. Esta especie, en particular, es nativa de esa región, bien fornida, que se encuentra en las islas de Luzón, Mindoro, Catanduanes y Masbete.

El veneno es una neurotoxina que afecta las funciones cardíacas y respiratorias. Puede causar neurotoxicidad y parálisis respiratoria, con la consecuente muerte en 30 minutos.

4. Krait comun.

Considerada una de las serpientes más venenosas del mundo. Suele ser bastante dócil y tímida, esta se esconde enrollada en su cuerpo cuando tiene miedo. Esta serpiente, que es extremadamente peligrosa, prefiere salir a cazar de noche.

Su alimentación se basa en comer serpientes más pequeñas que ella, sin importar si son venenosas o no. Puede comer también ratones pequeños, ranas, algunos tipos de peces y lagartijas.

5. Taipan.

Esta especie es nativa de Oceanía, son consideradas las más venenosas del mundo. Capaces de acabar con la vida de un ser humano en cuestión de minutos.

Su veneno es altamente neurotóxico, lo que significa que paraliza el sistema nervioso y coagula la sangre. El Taipán del interior contiene el veneno más letal pero el de la costa ocupa el lugar número tres, siendo su veneno cuatro veces menos tóxico que el de su peligrosa pariente.

Todo comienza con síntomas como vómitos, mareos, convulsiones y dolor, posteriormente se sufre de parálisis respiratoria y debilidad muscular, lo que conlleva a la muerte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *