Lanzarle una manzana a una mujer ¡Matrimonio!


En la antigua Grecia, lanzarle una manzana a una mujer era considerado una proposición de matrimonio.

Si hoy en día intentaras proponerte de esta manera, seguramente ya sabrías que respuesta te darán. Esta práctica proviene de la antigua mitología Griega en la que la diosa de la discordia, Eris, fue irritada por no haber sido invitada a la fiesta de matrimonio de Peleo y Tetis. Y como venganza, lanzó a la fiesta una manzana dorada con una inscripción que decía «para la más hermosa».
Tres diosas fueron a buscar la manzana; Hera, Atenea y Afrodita. París fue en el encargado de escoger la diosa que recibirá la manzana dorada. Este fue sobornado por las tres diosas, pero solo acepto el soborno de Afrodita, la que le prometió la mujer más hermosa de toda la Tierra, Helena de Esparta.
Desde entonces, la manzana ha sido consagrada a Afrodita. Lanzar una manzana se volvió una forma simbólica de declarar amor, y agarrar la manzana significaba que le correspondería en su amor. Cabe destacar que por haberle dado la manzana París a Afrodita causó indirectamente la Guerra de Troya.
PD: No lanzar manzanas a su enamorada. Por favor.