La tristeza afecta la percepción de los colores.


La tristeza o nostalgia afecta la percepción de los colores.
¿Has escuchado alguna vez la metáfora de que «cuando estamos tristes vemos todo gris»?, según una investigación realizada por la Universidad de Rochester, en Estados Unidos estableció que la sensación de tristeza puede cambiar la forma en la que vemos los colores. Es por es ello que ese dicho tiene más certeza que metáfora.
La forma en la que vemos dependerá de como nos sentimos y sobre todo si se trata de los colores. 
Para llevar acabo esta investigación contaron con la participación de 127 personas y la dividieron en tres grupos. El primer grupo vio una película de comedia, para provocar un estado de ánimo alegre y divertido. Mientas el segundo grupo observo una película de drama con un final triste y por último el tercer grupo no visualizo nada y quedo como grupo de control.
Luego los investigadores mostraron a las personas 48 muestras de colores y se les pidió que indicaran a que color principal pertenecían, como por ejemplo rojo, amarillo, verde o azul. Como resultado obtuvieron que las personas con estado de ánimo de tristeza eran menos precisa con los colores azul y amarillo a diferencia de los que eran emocionalmente neutrales o sentían alegría.
Asimismo otra investigación demostró que las emociones sí pueden tener influencia en los diversos procesos visuales y disminuir la sensibilidad de la percepción.
Con esto los investigadores encontraron que la percepción de los colores en el azul y amarillo se encuentra vinculado con el neurotransmisor dopamina, que es una sustancia que regula el flujo de la información por medio del cerebro y hace que experimentemos la sensación de placer, por lo que el estado de ánimo puede afectar la forma en la que vemos el mundo.