La historia del santo preferido de los niños. Santa Claus


Hacia el siglo III, un sacerdote cristiano llamado Nicolás abandonó Italia, para difundir en Asia la palabra de Dios. Siendo misionero, fue trasladado a Myra, para ser nombrado obispo. Murió un 6 de diciembre, fue proclamado santo e inspiró la figura de Papá Noel.

La leyenda de Santa Claus se remonta a cientos de años atrás, acerca de un monje llamado Nicolás que nació alrededor de los años 280 después de Cristo, en Patara, cerca de Myra, donde hoy en día se ubica Turquía.
Admirado por su piedad y por su bondad, San Nicolás se convirtió en objeto de muchas leyendas. Se dice que dio toda su fortuna y viajó a varios países ayudando a los pobres y a los enfermos.
Una de las más conocidas historias de San Nicolás es cuando este salvó a tres pobres hermanas de ser vendidas para ser esclavas o prostitutas por su padre, proveyéndoles dotes para que estas pudiesen casarse.
A lo largo de muchos años, la popularidad de Nicolás se expandió y se comenzó a conocer como el protector de los niños y los navegantes.
Su día festivo se celebra en el aniversario de su muerte, el 6 de diciembre. Este día fue consideradao como un día de suerte para hacer grandes compras o para casarse.
En el Renacimiento, San Nicolás fue el santo más popular en Europa. Incluso después de la Reforma Protestante, cuando la veneración de los santos fue desaprobada. San Nicolás se mantuvo con una reputación bastante positiva, sobretodo en Holanda.