La historia de Cristóbal Colón.

Cristóbal Colón es en el visionario descubrió el continente americano a finales del siglo XV. Su hazaña da origen a una espectacular expansión colonial Europea, pero el hombre que la hizo posible murió olvidado de los reyes a los que había entregado un nuevo mundo.


Historia.

El origen de Cristóbal Colón es oscura, posiblemente por obra de el mismo y su primer biógrafo, su hijo Hernando. Éste quería de simular una procedencia humilde, dando pasos e hipótesis más o menos fantasiosas. La más probable lo identifica como Cristóforo Colombo, nacido en Génova hacia 1451 en el seno de una familia de tejedores y pequeños comerciantes.

El joven Cristóbal Colón se inició en actividades comerciales. Como grumete o como agente de casas comerciales, fue formándose como hombre de mar en las galeras genovesas que surcaban el Mediterráneo. Parece que hace 1462 ya tenía mando sobre una nave y también participó en actividades de corso.

Llegó a Portugal tras naufragar su barco en un ataque de corsarios, cerca del cabo de San Vicente. Se estableció en el país, donde se casó con felipa moñiz, hija del navegante y colonizador Bartolomé Perestrello, Unión de la quena sería su hijo Diego. Cristóbal Colón rehizo su carrera como marino y comerciantes al servicio de los centurione y viajó hasta Inglaterra e Islandia en 1477 y los archipiélagos de Madeira, Azores y Canarias en 1478 y 1480.

Por esa época empezó a desarrollar su certeza de que existían unas tierras al oeste de esta islas, Más allá del océano. Se dice que obtuvo información de primera mano de algún Marino o de indígenas que encontró en sus viajes o que él mismo había hecho hombre descubrimiento antes de alcanzar notoriedad.

Cristóbal Colón empezó a estudiar náutica, geografía y cartografía además de libros de viajes y Obras proféticas, llegando adquirir una formación teórica amplia, aunque heterogénea. Es posible que se carteaba hará con el geógrafo Florentino toscanelli, de quién recogió la idea de que se podía llegar a la isla de cipango, Japón, y el reino de Gran Khan o Catay (China), descrito por Marco Polo.

Los cálculos de toscanelli exageran el tamaño del continente euroasiático y reducían la distancia por mar desde Europa hasta el extremo Oriente. Pero Cristóbal Colón aún redujo más la distancia al Traducir por millas romanas las millas en el que el geógrafo musulmán Alfragano había calculado la circunferencia terrestre. Lo que de una distancia de 4450 m entre Canarias y cipango, aproximadamente la que se para este archipiélago de las Islas Vírgenes, y desde 1575 m hasta Catay, que corresponden con la distancia de América Central.


El viaje del descubrimiento.

En mayo, Cristóbal Colón estaba en palos de Moguer, preparando la expedición. Consiguió armar las carabelas Pinta, niña y la Nao Santa María. El mayor problema fue encontrar a la tripulación pues su empresa parecía descabellada.

La solución llegó cuando Martín Alonso Pinzón volvió de un viaje a Italia y conoció a Cristóbal Colón. Proyecto el entusiasmo y arrastró consigo aparte de su familia, como su hermano Vicente Yáñez Pinzón, y a muchos hombres de Palos. El 3 de agosto de 1492 la pequeña flota salió de Puerto. Hicieron escala en las Canarias, para cargar agua y víveres y repararon el timón de la Pinta,  mandada por Martín Alonso Pinzón.

El 8 de septiembre se hicieron de nuevo al mar rumbo al oeste. A lo largo de la travesía del océano, Colón, para evitar que la tripulación se armara por un viaje demasiado largo, falso el cálculo de la distancia recorrida. Pero los pilotos habían hecho sus propios cálculos y la marinería se intranquiliza. En la noche del 6 al 7 se produjo un primer motín en la Santa María. Los pinzones ayudaron a Cristóbal Colón a restablecer la calma y éste siguió la sugerencia de Martín Alonso de desviar el rumbo un poco más hacia el sudoeste.

La noche del 11 al 12 de octubre, el marinero Rodrigo de Triana avistó tierra. Era la isla de guanahaní, bautizada por Colón como San Salvador. A la mañana siguiente el almirante tomó posesión de la misma en nombre de los reyes. Encontraron unos indígenas amable y una vegetación exuberante, pero ni rastro de las riquezas del oriente, Así que continuaron explorando.

Atravesaron el archipiélago de las Bahamas y el 28 de octubre llegaron a Cuba, bautizada como Juana en honor al heredero castellano. El 6 de diciembre llegaron a Haití, donde el 24 encalló la Santa María. Colón construyó con sus restos El Fuerte Navidad y dejó Angie a 39 hombre con víveres para más de un año.

El 16 de enero la Pinta y la niña emprendieron el regreso. Colón llegó A Lisboa el 4 de marzo de 1493 donde se entrevistó con Juan II, y el 15, a Palos. En abril se presentó ante los reyes en Barcelona, donde le mostró sus hallazgos, algo de oro, frutos y animales exóticos, y algunos indios y lo que movió a la reina a impulsar la conversación de los indígenas.

el Rey Fernando, por su parte, se apresuró a entablar negociaciones con el papa Alejandro VI,  para asegurarse la posesión de las tierras recién descubiertas frente a las presentaciones de los portugueses. Las cuatro bulas de donación y demarcación expandida por el papa no detuvieron la frenética carrera entre ambas monarquías por ampliar sus dominios.  hasta la fijación de las respectivas áreas de expansión ultramarina en el tratado de tordesillas.


Otro viajes de Colón.

El 25 de septiembre de 1493,  Colón volví a partir hacia el oeste, esta vez al mando de 17 buques y 1200 hombres. Entre lo que contaban muchos soldados, lo que hace pensar que más que una colonización se pretende asegurar el control castellano de las nuevas tierras. En 21 días avistaron La Isla deseada, donde el almirante había esperado encontrar tierra la primera vez y recorrieron varias de las pequeñas antillas hasta Puerto Rico.

en la española, Colón encontró fuerte Navidad destruido y a sus ocupante muerto por lo que fundó una nueva localidad, Isabella, un poco más al este pero el clima extraño y la escasez de alimentos hicieron difícil la aclimatación de los nuevos pobladores. Desde allí Colón envió unas naves a explorar la Tierra Firme, posiblemente las costas de Colombia y Venezuela,  mientras el circunnavegar Cuba y Jamaica, convenciéndome de que tampoco aquellas eran continente asiático.

En la Isabela se reunió con su hermano Bartolomé, al que dejó a cargo del gobierno mientras él volví a España para hacer frente a las quejas de despotismo y mal gobierno que habían surgido entre los colonos. En Castilla fue colmado de honores por los reyes pero tardó en poder organizar otra expedición hacia las indias que él todavía dentifica va con extremo Oriente.

El 30 de mayo de 1498 salió de sanlúcar de barrameda y parte de la flota se dirigió a la española, mientras él se quedó con tres navíos para continuar la exploración. Tras su viaje llegó fue a Trinidad el 31 de julio y se dirigió al continente.  exploró la costa en la desembocadura del Orinoco que en su entusiasmo mesiánico identificó con el paraíso terrenal. Mientras las cosas iban mal en Santo Domingo nueva capital de la española, fundada por Bartolomé Colón en 1496.

El descontento de los colonos con el gobierno de los Colón desembocó una rebelión abierta. Los informes que llegaron a la corte junto con los rumores de que habían descubierto nuevas y más ricas tierras en el segundo viaje, sin informar a la corona, decidieron a los reyes enviar a Francisco de Bobadilla como nuevo gobernador en 1499. Ante la resistencia de Los Hermanos Colón a acatar las órdenes, Bobadilla Los aprecio y los envió a casilla. El almirante fue liberado pero no recuperó sus cargos del virrey y gobernador,  Aunque sí algunos derechos económicos. Mientras se sucedían las expediciones y Colón consumía su paciencia en pleitos ante la Corte.

En 1502, los Reyes Católicos volvieron enviarle a unas tierras que ya se daba por seguro que no corresponden con Asia. Los Monarcas querían encontrar un paso que permitiera llegar a las verdaderas indias orientales que el portugués Vascos de Gamas ya había alcanzado navegando hacia el este. Colón recibió promesas de restituir su cargo y dignidad así como a su familia e hizo de nuevo a la mar el 11 de mayo, acompañado de su hermano Bartolomé y de su hijo Hernando.

En un viaje lleno de penalidades, exploró la costa centroamericana a la altura de Honduras,  sin encontrar el paso hacia el Oeste. Su estado de salud empeoró y el 12 de septiembre de 1504 regreso entrando en Sanlúcar de barrameda el 7 de noviembre. A partir de ese momento se empeñó en una batalla legal para que le restituyeron sus privilegios. Murió sin conseguirlo el 20 de mayo de 1506 en Valladolid.