La contaminación: un impacto ambiental de la actualidad.

La contaminación en el desarrollo alcanzado por la sociedad moderna ha tenido como consecuencia una severa transformación del entorno natural del hombre y un fuerte Impacto medioambiental. La mejor defensa del medio ambiente es el que proporciona una normativa que pretende respetar las leyes que rigen el funcionamiento de la naturaleza.

Entre las especies que pueblan el planeta es el ser humano quien ha desarrollado la capacidad de percepción integral del entorno y la capacidad de alterar su hábitat. Lo que deberían ser relaciones de adaptación al medio, el hombre con su actividad las convierte en efecto de modificación del medio a sus necesidades.

Esta visión teocéntrica del mundo desemboca en conflictos ambientales y en problemas cada vez más graves, con un futuro incierto. por crisis ambiental se entienden los desequilibrios profundo entre la Tierra, como sistema global y sus habitantes.

El impacto ambiental.

Cualquier acción que altera alguno de los factores del medio físico y tengan repercusión en la estructura y funcionamiento del ecosistema pueden considerarse un impacto ambiental. En la naturaleza existen grandes capaces de producir este tipo de modificaciones:

  1. Volcanes.
  2. Precipitaciones de Gran intensidad.
  3. Rayos.

La acción humana también puede provocar impactos ambientales, tanto de forma directa como indirecta. En la actualidad los impactos debidos a la acción de las personas son mucho más numerosos que los que se producen sin su intervención:

  1. La magnitud de su población, que crece de forma vertiginosa.
  2. el afán generalizado hacia un desarrollo sin límites.
  3. La capacidad para utilizar grandes cantidades de energía.

Esto explica una dinámica de sobreexplotación de recursos no renovables y su previsible agotamiento a corto o mediano plazo.

La contaminación del aire.

Según la Organización Mundial de la Salud, existe contaminación del aire cuando en su composición aparece una o varias sustancias extrañas en tales cantidades y durante tales periodos de tiempo. Esto puede resultar nocivo para el hombre, los animales, las plantas o los suelos, así como perturbar el bienestar o el uso de los bienes. Las fuentes de contaminación del aire se pueden agrupar en dos tipos:

Naturales.

Comprender la actividad geológica de la tierra y otros procesos como las erupciones volcánicas, una de las fuentes naturales de aporte de polvo que puede diseminarse por la atmósfera debido a la acción del viento. Otra fuente de emisión de partículas sólidas son los incendios forestales de origen natural.

Artificiales.

Son consecuencias de la presencia y de la actividad humana. La mayor parte procede de la utilización de combustibles fósiles que originan más de 20 millones de toneladas de partículas sólidas por año en el hogar. El transporte o la industria.

Tipos de contaminantes.

Sustancias químicas.

Dentro de ella se encuentran los contaminantes primarios y los contaminantes secundarios que se originan a partir de los primarios mediante reacciones químicas que tienen lugar en la atmósfera. Esto forma otros elementos nuevos por transformación de los que ya existen.

Formas de energía.

Destacan las radiaciones ionizantes, que son una serie de partículas u ondas electromagnéticas capaces de ionizar átomos o moléculas de la materia sobre los que actúan directamente alterando el equilibrio químico de su estructura y sus funciones.

Estas radiaciones, que tienen gran incidencia en la atmósfera y en las personas se clasifican en cuatro tipos:

  1. Radiaciones Alfa.
  2. Radiaciones Gamma.
  3. Rayos X.

También se encuentran en este grupo el ruido considerado en la actualidad un tipo especial de contaminación atmosférica o una gran incidencia sobre las poblaciones.

Evolución de desechos radiactivos.

Los programas de energía nuclear con fines civiles han producido ya en todo el mundo miles de toneladas de residuos contaminantes. Numerosos gobiernos han iniciado programas a gran escala con el fín de agilizar sus desechos de la biosfera Durante los muchos centenares de miles de años en que seguirán siendo peligrosamente radiactivos.

La tecnología para la eliminación de estos desechos alcanzar un alto nivel de perfección, sin embargo no se ha podido ensayar ni utilizar plenamente por lo que los problemas de eliminación siguen pendientes.

Contaminación del agua.

El agua es el bien natural que peor puede hacer frente a la industrialización, a los cultivos de alta productividad y el aumento de la población mundial. La gestión de su uso suele olvidar los efectos a largo plazo ya que la regulación de las aguas continentales y marítimas responden a imperativos económicos. A corto plazo que plantean problemas regionales e internacionales puesto que el agua no conoce fronteras.