Inactividad física causa el doble de muerte que la obesidad.


Las personas que no realizan ningún tipo de actividad física tienen el riesgo de sufrir de enfermedades cardiovasculares además de provocar la muerte prematura.
Como bien sabemos la actividad física ayuda a reducir los riesgos de desarrollos de enfermedades no transmisibles (hipertensión, consumo de alcohol, tabaquismo, obesidad y enfermedades cardiovasculares) y es que 5 de cada 10 principales amenazas de mortalidad en todo el mundo tiene que ver con este tipo de enfermedades.
Un estudio realizado por la Unidad de Epidemiología de la Universidad de Cambridge, en Reino Unido, donde los expertos contaron con la participación de 334.161 personas entre ellos hombres y mujeres, dicho estudio consistió en medir la relación de inactividad física y la muerte prematura. Hicieron un análisis de cada uno de los participantes durante aproximadamente 12 años, donde estudiaron la altura, el peso y circunferencia de la cintura así como también los niveles de actividad física.
Una vez realizada la comparación de los resultados, el 22,7% de los participantes inactivos, los investigadores descubrieron en ellos que la falta de ejercicio había provocado la muerte por obesidad y que la relación de la masa corporal con la muerte prematura era completamente independiente.
Sin embargo con este estudio se demostró que caminar al menos 20 minutos al día puede ser suficiente para reducir los riesgos de muerte hasta un 30%.