Historia de Michael Jordan

Michael Jeffrey Jordan; Nueva York, 1963. Jugador de baloncesto, considerado el mejor de la historia de este deporte.

Biografía.

Creció en Wilmington, Carolina del Norte, Jordan desarrolló una gran competitividad a edad temprana. Siempre quería ganar todo los partidos que jugaba.

Ingresó en la Universidad de Carolina del Norte en Chapel Hill en 1981 y pronto se convirtió en un miembro importante del equipo de baloncesto. Su equipo ganó el campamento de la NCAA División I en 1982. Jordan anotó la canasta final para derrotar a la Universidad de Georgetown. Fue seleccionado como el “NCAA College Player of the Year” en 1983 y 1984.

En el verano de 1984, cuando Michael Jordan ya era conocido en EE.UU. con el apodo de “He can do it all” (puede hacerlo todo), formó parte de una de las mejores selecciones norteamericanas de baloncesto. Se alzó con la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Los Ángeles, tras batir en la final a la selección de España.

La estrella de la NBA.

El mismo año de su triunfo en los Juegos Olímpicos, inició su carrera en el baloncesto profesional. Fue elegido en el draft de la NBA por los Chicago Bulls, equipo en el que permanece a lo largo de casi toda su carrera deportiva y con el que ganó seis campeonatos. Máximo encestador en 10 temporadas, obtuvo un promedio de 32 puntos por partidos, récord absoluto de la NBA. Además fue elegido mejor jugador en 1988, 1991, 1992, 1996 y 1998.

En 1992, los Bulls de Chicago vencieron a los Portland Trail Blazers para ganar su segundo campeonato de la NBA. El equipo iba a su tercer campeonato, dominando en el mundo del baloncesto. Pero, algo sucedió en la vida de Jordan. Perdió a su padre, James, al final de la temporada 1992-1993. Dos adolescentes dispararon a James Jordan en un intento de robo, más tarde fueron capturados y condenados por el crimen.

Michael Jordan decidió retirarse del baloncesto por un tiempo y buscar suerte en el béisbol. Una promesa que le hizo a su padre.

Empezó en los White Sox, donde solo tuvo 17 apariciones antes de ser bajado al equipo doble-A filial de las ligas menores de Medias Blancas.

Su regreso al baloncesto.

Su segunda etapa fue tan triunfante como la primera. Michael Jordan logró para su equipo tres nuevos campeonatos de la NBA y su imagen acabó por desbordar las pistas. En 1997 protagonizó la película mezcla de animación e imágenes reales Space Jam, con Bugs Bunny como compañero de reparto.

Más adelante anunció la creación de una empresa de prendas deportivas, la cual lleva su nombre. Dentro de la cancha se destacó por su elegancia e inteligencia, fuera de ella siempre fue admirado por su sencillez y honestidad.

Su retiro.

Se reiteró en la temporada de 1997-1998, Jordan no se apartó del deporte demasiado tiempo. Se unió a los Wizards de Washington como dueño accionario y como presidente ejecutivo. En el otoño de 2001, Jordan renunció a este cargo para volver a las canchas una vez más. Jugó para los Wizards por dos temporadas antes de retirarse para siempre en el 2003.

Curiosidades sobre Michael Jordan.

1. Larry, el hermano de Michael Jordan, vestía el 45. Le enseñó a éste todo lo que sabía de baloncesto durante los partidos que disputaron en la cancha del patio de su casa. Jordan quiso homenajear a su hermano utilizando el 45 en el dorsal de su camisa. Pero luego, al llegar a la Universidad ese número ya lo tenían, por lo que ocupó el célebre 23.

2. El jugador se retiró en tres ocasiones. La primera fue en 1993, la segunda en 1999 y la tercera y definitiva fue en el año 2003.

3. Nike diseñó las primeras air Jordan para él, con los colores rojo y negro de los Bulls. Sin embargo, Jordan recibió multas de entre 1000 $ y 5000 $ por la NBA como sanción al empleo de unas zapatillas que no se adaptaran al blanco estipulado en el reglamento.

4. El número 23 y Michael Jordan siempre serán conceptos unidos en la mente de cualquier espectador. Ello hizo que los Chicago Bulls retirarán el número en honor del jugador, evitando así que otro lo emplease dentro del equipo. Así, los Miami Heat también decidieron retirar el 23 de sus dorsales, en honor al jugador y a lo que significó para la NBA.

El increíble salto que lo hizo famoso.

Hace 30 años Michael Jordan impactó al mundo con espectacular salto, en el concurso de Clavadas de la NBA, de 1988. Aquí enfrentó, en la final a Dominique Wilkins, quien para ese momento jugaba en los Atlanta Hawks.

Wilkins había recibido la clasificación por parte de los jueces 48 puntos de 50 posibles. Así que Jordan, con solo 25 años en ese entonces, tendría que superarlo en clasificación y dejar una imagen imborrable.

Lo logró luego de tomar impulso desde el aro rival. Se elevó en el tiro libre del otro costado de la pista para dar un salto de casi cinco metros. Parecía que “Air Jordan”, de 1.98 metros, caminara por el aire.

Los jueces dieron la clasificación perfecta 50/50. En la actualidad esta imagen podría ser comparada a una acción vista en una cámara Slow Motion. Tanto así que el periodista español Andrés Montes narraba cada vez que Jordan se suspendía asombrosamente en el aire

“Bienvenidos al vuelo número 23 de Aerolineas Jordan”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *