Hablemos sobre la concepción del universo: Nicolás Copérnico.

Fue Nicolás Copérnico quien formuló, ya en el Renacimiento, la teoría del heliocentrismo. Según la cual, el sol es el centro del universo y es la tierra la que gira a su alrededor.

La concepción del universo en el mundo antiguo.

Entre los astrónomos del mundo antiguo se impuso pronto la idea del universo con forma de esfera. Una Concepción estrechamente relacionada con exigencias de carácter filosófico y religioso. La esfera representaba para estos pensadores la máxima expresión de la armonía y la unidad universal.

En el ámbito griego, se aceptaba, de manera general, que la Tierra, es una esfera fija, ocupaba una posición central dentro de esta inmensa estructura. A su alrededor giraba el sol la luna las Estrellas y demás cuerpos celestes.

Algunos astrónomos comenzaron a cuestionar explicación geocéntrica del Universo, así como la validez de algunos presupuestos unánimemente asumidos hasta entonces, como la inmovilidad de la Tierra. Fue el caso de heraclides del ponto siglo 5 a. C. Discípulo de Platón y de Aristóteles, quién afirmó que el planeta rotaba en torno a su propio eje.

Aristarco de samos.

Otro de Los Defensores de la teoría heliocéntrica en el mundo griego, Aristarco, fue el autor de una obra fundamental:

Sobre las magnitudes y las distancias del Sol y de la luna.

A Nicolás Copérnico se debe la auténtica expresión del heliocentrismo, según el cual el centro del universo está ocupado por el sol a cuyo alrededor describen órbitas los restantes cuerpos celestes.

Aristarco de samos afirmó que la tierra realiza un movimiento rotatorio en torno a sí misma y estableció la posición del planeta. Lo situó entre Venus y Marte. Sus estudios proporcionaron una adecuada visión del sistema solar.

Hiparco.

En el ámbito helénico y alejandrina, la aplicación de disciplinas como la trigonometría y la geometría al estudio de los astros determinó la conversión de la astronomía en una ciencia. Precisamente el iniciador de la trigonometría el astrónomo matemático y geógrafo griego Hiparco. Desarrolló su actividad en las ciudades de Alejandría y Rodas, dónde creó un Observatorio.

Hiparco se debe, la invención de diversos instrumentos destinados a la observación de la bóveda Celeste, la catalogación de más de 1200 estrellas. Descubrir fenómeno conocido como precesión de los equinoccios.

El sistema Ptolemaico.

A pesar de los presidentes mencionados, el geocentrismo continúa siendo la teoría dominante entre los científicos del mundo antiguo. Más aún, sus presupuestos estuvieron vigentes a lo largo de toda la Edad Media. La idea de un universo organizado en base a un sistema en cuyo centro se sitúa el planeta tierra fue expuesta por primera vez de manera sistemática por el astrónomo Greco Egipcio, Claudio Ptolomeo.

Ptolomeo formuló la teoría geocéntrica en la obra composición matemática o almagesto, que contiene un catálogo de 1000 estrellas. Según la hipótesis planteada en dichos texto que pretende constituir una explicación general de los movimientos celestes. La tierra ocuparía un lugar central en el universo y la Luna el Sol y los planetas giraban en torno al suyo.

Nicolás Copérnico.

Nacido en la ciudad polaca de Torun, en 1473. Nicolás Copérnico pasa por ser el primer astrónomo de la Edad Moderna. Fue el primer científico, que cuestiona, de manera razonada, las teorías unánimemente es admitida hasta entonces acerca de la posición relativa de la tierra en el universo.

La aceptación del geocentrismo tuvo siempre implicaciones que superan el ámbito de la ciencia. Asumirá la posición central de la Tierra, el hombre participaba, Asimismo, de esta ubicación privilegiada dentro de la Magna obra de la creación. Así pues, cualquier ataque contra el sistema Ptolemaico habría de enfrentarse, necesariamente, con la oposición de los teólogos, remisos aceptar un cambio de tal magnitud.

El astrónomo polaco afirmó que el desplazamiento aparente del Sol y de las restantes estrellas encontraron explicaciones a partir de la aceptación del doble movimiento de la tierra:

  1. Rotación en torno a su propio eje.
  2. Traslación alrededor del sol.

A partir de este planteamiento social necesario admitir que el centro del universo 9 en globo terrestre sino el Astro Rey. Copérnico postuló una organización heliocéntrica del universo.

Formación.

Nacido en el seno de una familia de comerciantes acomodados, Copérnico inició su formación en la universidad de Cracovia, para proseguir su instrucción, más adelante, en las ciudades italianas de bolonia a Ferrari. Posteriormente pasó a Roma donde impartir las materias de matemáticas y astronomía. Aparte de su educación científica estudió derecho canónico y ejercicio del sacerdocio en Fraoenburg a partir de 1505.

A lo largo de estos años Copérnico se consagró al estudio de los autores de la antigüedad. El astrónomo polaco basó sus ideas en el cuidadoso análisis de textos de filósofos griegos, como lo del mencionado heraclides. Uno de los primeros pensadores que consiguió universo cuyo eje central no era la tierra sino el sol. Sin embargo, Parece ser que desconocía la obra de aristarco de samos, otro de los grandes Defensores del heliocentrismo de la antigüedad.